“Me voy a centrar en el placer de cocinar y de investigar”

A simple vista, nadie lo diría, pero Adriá ha asegurado a RESTAURACIÓN NEWS que está abandonando muchos de los frentes abiertos en los últimos años de colaboraciones y asesorías, para centrarse en la cocina y la investigación. Se ha referido asimismo a los lazos entre cocina y cultura, y al respeto que fuera de nuestras fronteras despierta la cocina española.

Ferrán Adriá llegó a mediados de octubre a Madrid de la mano de la firma de electrodomésticos de alta gama Dietrich, pero si nos atenemos a sus palabras, este tipo de apariciones serán cada vez más esporádicas. “Estoy dejando casi todos los negocios, excepto cosas puntuales que mantendré por amistad o motivos personales”, ha afirmado el chef, que en los últimos años no ha parado, ligando su nombre a firmas como NH Hoteles, Agrolimen, Caprabo, Pepsico, Lavazza o Diageo, entre otras muchas. Pero el futuro, según él, se presenta distinto: “lo que quiero es irme a Japón o donde sea sin agobios. Me voy a centrar en el placer de cocinar y de investigar”.

Adriá habló además de su participación en Documenta, un evento relacionado con el mundo del arte que se celebra cada cinco años en Kassel (Alemania) y que por primera vez tuvo a bien invitar a un cocinero. La propuesta artística del español consistió en hacer de El Bulli uno de los pabellones de la muestra. Ahora se planea un libro y un documental donde se cuenta su participación en el certamen y del que únicamente desvela que es un proyecto de “gente de la gastronomía”. Todas estas iniciativas contribuyen, de acuerdo con Adriá, a ampliar la visión que tenemos de lo que es y significa la cocina. “El mundo de la cocina y la cultura empiezan a aceptarse mejor. Creo que es necesario que estemos en el mundo de la cultura” y menciona el ínclito cocinero a continuación una reciente aparición suya precisamente en la sección de cultura del diario galo Le Monde. Incluso ha participado recientemente doblando a uno de los personajes de un film de animación: Ratatouille. Aceptó el proyecto ya que, según dice, “la película puede cambiar la relación de los niños con la gastronomía. Ha abierto caminos a nivel social”.

Son pruebas de a dónde llega la fiebre mediática de todo lo relacionado con el ámbito culinario. No obstante, piensa Adriá que el fenómeno no es accidental: “Comemos cada día. Esto no es una moda”.

Respeto en el extranjero
Adriá llegaba de viaje, de París, Chicago y Londres, entre otras ciudades, y declaraba sentirse impresionado por la acogida que fuera de nuestras fronteras se dispensa a todo lo que tiene que ver con la gastronomía patria “Es increíble el respeto que nos tienen fuera a los cocineros españoles. Hace veinte años no era así. Empiezas además a ver productos españoles habitualmente, bares de tapas,… Comienzan a ser conscientes de que las tapas son algo más que una forma de vida. Se empiezan a recoger los frutos de diez años de vanguardia. Todo el mundo está cogiendo la ola de la cocina española. Lo que ocurre, es que en cualquier país del mundo pueden pasar cosas”, señala el copropietario de El Bulli, el que para la revista británica Restaurant ha sido, por segundo año consecutivo, el mejor restaurante del mundo. (www.elbulli.com) l
Elia García

Harrods le abre las puertas a Faces Ferran Adrià
Londres

Ferran Adrià ha presentado en Harrods su colección de piezas para la cocina y la mesa, Faces Ferran Adrià. Los conocidos almacenes londinenses serán los encargados de vender en exclusiva y por primera vez en el Reino Unido, esta colección a cuya presentación acudieron también algunos de los diseñadores de Faces como Xavier Claramunt, Antonio Arola y Luki Huber, cuyas originales creaciones llenan los lineales de los establecimientos más exclusivos.

Durante el acto Ferran Adrià firmó las ediciones en inglés de los exclusivos libros elBulli, para lo que muchos de sus admiradores formaron una larga cola en la que, con un poco de paciencia, esperaron su turno para no dejar pasar la oportunidad de ver y hablar con el chef por excelencia. Además, Adriá se mostró entusiasmado ante la gran acogida que tuvo su colección entre el público londinense y dijo estar muy ilusionado con esta iniciativa ya que, tal y como declaró a los medios asistentes, “en cualquier lugar del mundo, cuando se habla de unos grandes almacenes, se habla de Harrods, por eso estoy muy contento de estar hoy aquí”. l A.I.G.