Miquel Alimentación reinventa centros Puntocash en Gros Mercat

Dirigida estrechamente hacia el sector profesional de la hostelería, la restauración y el comercio, esta empresa ubicada en el Alto Empordà, abrió a principios de junio las puertas de un nuevo establecimiento en Granollers (antiguamente, bajo su otra marca Puntocash), para el que la compañía ha desembolsado un total de 1,3 millones de euros. Además, ofrece unas diecisiete mil referencias en alimentación en un espacio de 2.500 metros cuadrados.

Pero esto no es todo. A finales del mismo mes se inauguró la remodelación del centro Puntocash con que contaba en Terrasa, una obra que ha motivado una fuerte inversión de 1,4 millones de euros y en la que destaca su ampliación del surtido.

Estas dos nuevas aperturas constituyen el comienzo de la adaptación de quince establecimientos a las necesidades de los profesionales del sector hostelero y del comercio, que ha obligado a Miquel Alimentación a desembolsar veinticuatro millones de euros.

El cambio de marca en sus establecimientos supone la continuación en la estrategia de la compañía que pasa por un crecimiento a fuerte ritmo en el segmento del cash & carry y, dentro de éste, por una atención preferente al cliente hostelero, del que aspira conseguir en torno al ochenta por ciento de su facturación.

Está previsto que para esta reconversión Miquel Alimentación abra veinte nuevos centros bajo esta marca, con una inversión de ochenta millones de euros. Ésta se producirá en cuatro puntos de cash&carry de Cataluña (aparte de los mencionados arriba), uno en Madrid, uno en Islas Baleares, tres en la Comunidad Valenciana (los próximos, en Sant Adrià y, Besòs y Gavà) y cuatro en Andalucía. La adquisición de Puntocash permitió extender su red a Comunidades en las que antes estaba ausente, especialmente en la valenciana y andaluza.

El objetivo del proyecto, como se ha apuntado en RESTAURACIÓN NEWS (Núm. 66, 16-31 de mayo) es convertir a Gross Mercat en líder de gestión de la mediación con valor añadido en la hostelería. Otro aspecto clave es la apuesta por la quinta gama, para lo que se incidirá en la importancia de valorar adecuadamente el coste/ración por parte del hostelero. Asimismo, la estrategia puesta en marcha contempla la creación de un equipo de asesores/consejeros, que estén “en la calle” y ofrezcan soluciones para los problemas que en la actualidad tiene planteados la hostelería de formato pequeño y mediano.

La oferta de Gros Mercat abarca un total de diecisiete mil referencias, con especial relevancia del producto alimentario fresco. Además, la compañía concede una gran importancia a sus marcas propias, entre las que destaca Gourmet, cuyo catálogo incluye más de seiscientos productos de alimentación y bebidas.

De esta manera, los 190.000 profesionales hosteleros que son clientes habituales de esta enseña pueden acceder a una oferta muy variada de productos, presentados en formatos adaptados a las necesidades de este tipo de clientes. l
Jorge TODOLÍ