Pedro Jorge Cruz

“Sin sus vinos, las Islas Canarias son difícilmente concebibles. Aún abstemio, el visitante ha de tenerlos presentes, en el paladar o en la mirada, para comprender a unos habitantes y a unas islas que siguen sorprendiendo por lo inusual. La diversidad de microclimas, consecuencia de relieves registrando rápidos cambios de altitud, se traduce en una diversidad de vinos que responden a esa complejidad. Vinos de Canarias. Recio y apasionado, el viticultor esforzado de las islas siempre cultivando excelencias”. Así se presentan en la actualidad los caldos de la tierra insular, unos vinos muy desconocidos en el resto de la Península que, sin embargo, son apreciados y queridos en ellas.
¿Cuál es el origen de la empresa Pedro Jorge Cruz?
Somos una empresa familiar canaria fundada en 1991, dedicada a la representación y distribución de productos alimenticios, donde tiene primordial relevancia el mundo del vino, es más, tenemos clara preferencia por los productos de nuestra región. Nuestra dedicación al mundo del vino se refleja en la actualidad en la representación de vinos de casi todas las islas, y de las principales regiones productoras de la Península que han depositado su confianza en nuestra empresa.
¿Disponen de una gran estructura empresarial?
No, como decíamos, somos una empresa familiar y la estructura que mantenemos es la siguiente: un director general, un responsable de administración, dos administrativos, cuatro vendedores, tres repartidores, un responsable técnico informático y un responsable formación.

En la Península los vinos canarios no son demasiado conocidos ¿cuáles son las principales características y cualidades de estos caldos?
No podemos generalizar porque en la islas contamos con varias Denominaciones de Origen. Centrándonos en los vinos grancanarios, de la DO Gran Canaria, podemos decir que son vinos que guardan su juventud como principal tesoro. Con una selección de la uva y con un proceso de elaboración controlado, los vinos salen al mercado con un sello de autenticidad, donde la juventud y frescura marcan la pauta. La elaboración de los vinos, mayoritariamente tintos, se realiza sobre todo con uvas Listán negro, Negramoll, Tintilla. En cuanto a las blancas las autorizadas son Gual, Pedro Ximénez, Marmajuelo, Breval, Vijariego, Albillo, Moscatel, Listán blanco, Burra blanca, Torrontés y Malvasía. Siendo la Listán blanco la predominante por su alta productividad. En su análisis organoléptico se puede descubrir que estos caldos están íntimamente ligados a la comarca donde son producidos. Los elementos culturales y tradicionales junto a las nuevas tecnologías dan como fruto unos vinos tintos en su mayoría con un contenido alcohólico correcto, de aromas afrutados, que dejan un paso de boca interesante; con un gusto retronasal fragante y fructuoso. Sus colores rubí con matices personales ambarinos o violáceos, desvelan su juventud. Los blancos destacan por su aroma afrutado y un paso de boca equilibrado. Se les reconoce por su color amarillo paja con matices con tonos ámbar.

En las Islas Canarias ¿se prefieren los vinos de su tierra o siguen predominando los de las DO peninsulares más típicos (Riojas, Riberas del Duero, etc.)?
Contamos con un amplio abanico de variedades de uvas autóctonas que hace que nuestros vinos tengan un perfil diferente (Malvasía, Verijadiego, Negramoll, etc), pero cabe destacar un fuerte mercado emergente con nuevas bodegas, tanto locales como peninsulares. Así, en los últimos años, se ha visto incrementado el consumo de Vinos Canarios en el sector turístico pero el consumo general lo superan otras Denominaciones de Origen como Rioja, Ribera del Duero, etc.
¿Cuáles son sus principales clientes?
El sector de la restauración en general, la hostelería, las grandes superficies y cadenas de supermercados, así como las tiendas especializadas (Gourmets).

Se han planteado llevar sus vinos a la Península de una manera más representativa? Si ya lo hacen ¿Cómo y a través de qué distribuidor?
De momento no nos hemos planteado esta posibilidad, a excepción del Viña Norte (Bodegas Insulares Tenerife), que sí tiene alguna representación en grandes ciudades como Barcelona y Madrid.
¿Forman parte de la La Fundación Canaria Alhóndiga de Tacoronte y el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA)? ¿Qué actividades realiza dicha asociación?
La fundación Canaria Alhóndiga nos presta su colaboración a la hora de anunciar los Cursos de Cata u otras actividades que nuestra empresa realiza.l
Itzel de Gayán