Los gestores calientan los títulos de Telepizza con una posible OPA

Los hermanos Pedro y Fernando Ballvé anunciaron el pasado 20 de febrero que estudian el lanzamiento de una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) sobre el 100% de Telepizza a través Carbal, sociedad instrumental controlada por ellos. De realizarse, la operación valoraría el capital total de Telepizza en torno a los 560 millones de euros. Dado que ellos ya cuentan con una participación superior al 20%, deberían desembolsar algo más de 440 millones de euros en caso de que el resto de los accionistas acudiera a la OPA.

El comunicado remitido por Carbal a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) provocó que el precio de los títulos se incrementara ese día un 11,70% hasta los 2,10 euros por acción. El valor de los títulos de la cadena de pizzerías se había incrementado un 3,3% en la sesión precedente hasta alcanzar los 1,88 euros cada uno.

Según el documento remitido al organismo regulador de la Bolsa española, Carbal condicionaba el lanzamiento de la OPA “al resultado satisfactorio de las negociaciones con potenciales coinversores y con los bancos financiadores y a la obtención de las aprobaciones oportunas, sin perjuicio de las autorizaciones legales que procedieran, tras la presentación de la oferta”.

Los responsables de Telepizza aseguran que la OPA es consecuencia del estancamiento en el crecimiento de la empresa y porque su escaso tamaño la hace poco eficiente para cotizar en el mercado. “Consideramos que es un buen precio para el accionista; un precio que no tocaba desde 2001. Si tomas el precio consensuado por los analistas, que fijan el precio objetivo en 1,8 euros, el precio ofertado es muy bueno”, ha asegurado Pedro Ballvé, en declaraciones a Bolsacinco.

El pasado 20 de enero Pedro y Fernando Ballvé aumentaron su participación en la cadena de delivery y comida rápita del 8,66% hasta el 20,5% del capital, al convertir en acciones casi cuatro millones de obligaciones convertibles.

Los hermanos Ballvé llegaron a Telepizza en 1999, con la compra del 5,4% del capital a su fundador, Leopoldo Fernández Pujals.

Esta operación, en la que contaron con la familia Olcese, junto a quienes habían creado Telechef, supuso un desembolso de 53,3 millones de euros. Por aquel entonces la compañía valía 963,8 millones de euros en bolsa.

El grupo de alimentación cerró 2005 con beneficio neto de 23,13 millones de euros, un 23,3% más que un año antes.Durante el pasado ejercicio fiscal las ventas de la compañía ascendieron a 424,15 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,5% respecto a 2004. En España la cifra de negocios de Telepizza aumentó un 5,4%, hasta 335,92 millones.