Soignon Cien años de queso de cabra apuestan por la restauración moderna

Lleva en España desde 1996 y cuenta con Rodilla entre sus clientes de restauración moderna nacionales más destacados. Soignon, la marca insignia de Eurial Poitouraine, el fabricante de queso de cabra francés, líder en aquel país, cumple 111 años durante 2006 y decidió celebrarlo en la Cour Valmy, un palacio parisino, donde Olivier Prètelat (director general de la compañía), Alain Nevel (director de canal gran consumo Francia), Xavier Guillemot (director de canal foodservice Francia) y Hervé Pridou (director de expansión internacional) contaron a prensa y público la historia y los planes de expansión nacional e internacional de la empresa, al tiempo que mostraron, con la ayuda de un chef, las excelentes cualidades gastronómicas de Soignon.

Soignon y la alta cocina española
La compañía cuenta con clientes internacionales tan importantes como McDonald’s, pero Soignon también se ajusta a las necesidades de los chefs de alta cocina más exigentes, no sólo en Francia, sino también a lo largo y ancho del mundo. Desde 2003, Eurial Poitouraine colabora, a través de su enseña Soignon, con algunos grandes cocineros españoles. Salvador Gallego (El Cenador de Salvador), Pedro Larumbe (Pedro Larumbe), Ada Parellada (Semproniana, Cosas de Menjar, Pla des Àngels, O Acontecimiento), Juan Rodríguez, Isaac Salaberría (Fagollaga) o Andrés Madrigal (Balzac) han intervenido en los talleres gastronómicos en torno al queso de cabra que organiza periódicamente la marca.

La compañía se ha dado a conocer como fabricante de quesos de cabra gourmet de la misma manera en Alemania y Japón. “Nosotros no vendemos queso francés. Lo que vendemos es un ingrediente de calidad (el queso de cabra francés) y no pretendemos que se emplee conforme es tradicional hacerlo en nuestro país. Lo que intentamos es fomentar la integración del ingrediente de calidad que fabricamos en la gastronomía autóctona de cada lugar donde lo ofrecemos”, aseguraba Hervé Pridou (director de expansión internacional).

El año 2006 trae bajo el brazo además una evolución del logotipo Soignon que incorpora la silueta de una cabeza de cabra para reforzar, precisamente, la idea de que se trata de queso elaborado con este tipo de leche.

Restauración moderna
Eurial Poitouraine cuenta con cinco filiales fuera de Francia: Fromandal (España), Couturier North America (EEUU), Eurilait (Reino Unido), Eurial Polska (Polonia) y Fromka (Alemania). Las filiales han aportado el 18% de las ventas totales durante 2005, que, según datos proporcionados por la compañía, ascendieron en conjunto a 427 millones de euros.

Con 2006 llega también el nuevo logo Eurial Restauración, más dinámico y que incorpora a los colores distintivos de la compañía el claim “fuente natural de nuevas ideas”. Y si hay algo que distingue a esta empresa, que sirve directamente a sus clientes de foodservice más importantes, es la innovación, tanto en formatos como en tipos de producto. Prueba de ello es que suele lanzar de dos a tres novedades al año.

La línea IQF (Individually Quick Frozen), lonchas o cubos de queso de cabra ultracongelados, se ha convertido en uno de los productos estrella, no sólo dentro del sector de la restauración moderna, sino también en el de industria alimentaria. Se presenta en diferentes diámetros y pesos, incluso en barquetas de 500 gramos. Según datos aportados por Xavier Guillemot, (director de canal foodservice Francia), “la tasa de fidelización de clientes a esta gama de productos es del 90%”. La compañía anunció tres lanzamientos dentro de la línea IQF para 2006: Cabecou de 20 y 30 gramos, loncha de Saint Maure de Touraine AOC, la loncha de queso de cabra de 10 gramos baja en calorías y las migas de queso en formato de 900 gramos.

Cash&carry y web
La presentación en barquetas que pueden volverse a cerrar y los productos congelados aportan un interesante valor añadido para foodservice por su fácil conservación y almacenaje, pero también es importante que la empresa se adapta completamente a las exigencias legales y a los gustos locales de cada país en el que opera.

Dé de Chèvre (dados de queso de cabra fresco) nature y a la provençale llegarán en 2006 para intentar adaptar el queso de cabra a momentos y necesidades de consumo más amplias, como el aperitivo o su uso en cocina. Los dados se presentan en barquetas de 500 gramos selladas con film y con tapa, de manera que pueden volverse a cerrar.

La compañía comercializa el queso de cabra además en formatos monodósis, muy interesantes para restauración y hostelería.

Pensando en el vending, la empresa fabrica en la actualidad queso deshidratado en bolsas. Aunque Eurial Poitouraine no descarta comercializar productos monodósis y refrigerados para este canal, de los que ya dispone, no es un objetivo prioritario por el momento para la compañía.

Además, la empresa tiene intención de poner en marcha en primavera de este año www.eurialrestauracion.com, una nueva web interactiva pensada especialmente para sus clientes de restauración, en la que se incluirán las fichas técnicas de los productos, recetas, información nutricional, noticias sobre la compañía, etc.

Tremendamente fuerte en gran distribución (el grueso de la facturación total), Soignon se vende en muchas de las grandes superficies presentes en nuestro país, incluido El Corte Inglés. Aunque todavía no se ha introducido en cash&carry dentro de España, Pridou dejó caer: “estamos negociando ahora precisamente un acuerdo con Makro”. l