Cornelia & Co: Dónde, cuándo y cómo quieras

JLas propuestas de Cornelia & Co se pueden tomar en el mismo restaurante o en cualquier otro sitio: por eso es la daily pic-nic store. “Para nosotros, lo importante es que, independientemente del tiempo que tengas y dónde estés, disfrutes comiendo. La comida es una necesidad indiscutible y la cocina un medio de expresión antropológica y cultural. Con Cornelia & Co reivindicamos la cultura del saber vivir y el valor del trabajo bien hecho, el placer de trabajar, la inteligencia, la belleza, la excepcionalidad, la creatividad, la sinceridad y la ética en el mundo de los negocios, cuidando tanto a nuestro equipo como a nuestros clientes”, señala Carla Tarruella, creadora y propietaria.

Cornelia & Co, situada en el barrio barcelonés del Eixample, es un amplio espacio con una capacidad de más de cien personas en forma de “U”, que traslada a los clientes a diferentes estadios gastronómicos. Entrar en Cornelia & Co es como hacer un pequeño gran viaje por distintas áreas gastronómicas, descubriendo aromas y sabores.

La faceta artística de Carla Tarruella y su preocupación por la cultura en el amplio sentido del término, se dejan ver en el espacio –obra del arquitecto Josep Juanpere, socio fundador de GCA Arquitectos Asociados– así como en todos los elementos gráficos de Cornelia & Co, cuyo diseño se ha realizado en colaboración con el estudio Own. La compañía de marketing y comunicación *Mr. John Sample/SCPF, que junto a Mauricio Rubio y Raquel López acompaña a Carla en este proyecto, ha colaborado en el desarrollo del concepto.

Surtido selectivo
La selección de productos desvela la pasión por todo el mundo de la gastronomía, la buena mesa, por compartir la comida y por mimar al comensal. Carla Tarruella quiere “acercar a los clientes productos que nos gustan para compartirlos con ellos. Queremos que disfruten de una ensalada de feta y rojo y sabroso tomate, acompañado de una cebolla dulce y ácida a la vez, con aceite virgen y aceitunas negras, arrugadas e intensas. Queremos que sean conscientes del sabor del fuego lento, que descubran la cantidad exacta de aliño, y experimenten la suavidad de un queso en el paladar, ávido después de un buen vino”.

Aunque se aleja del concepto tradicional de vinoteca, Cornelia & Co también aporta una lista de cien referencias de vinos de todas las gamas. Además de los vinos imprescindibles en toda buena bodega, ofrece una prolífica propuesta personal en la que se pueden descubrir y disfrutar nuevos matices.

Cornelia & Co crea en equipo
“Nuestra idea” –comenta Carla Tarruella– “es que los distintos espacios de Cornelia & Co se retroalimenten entre sí. De esta manera garantizamos poder ofrecer siempre producto fresco y del día, tanto para disfrutar en cualquier lugar como para degustar en el propio restaurante”.

Los platos del día del restaurante de Cornelia & Co van variando en función del producto más fresco disponible, de las sugerencias del chef y de la inventiva del resto del equipo. En este sentido, la creatividad es un elemento muy importante para el funcionamiento de Cornelia & Co, tanto a la hora de preparar una carne o un pescado a la parilla como en la elaboración de un risotto o cualquiera de los platos que se pueden degustar en el restaurante.
“Los responsables de cada una de las áreas, desde la boutique de frutas y verduras frescas hasta la de pastelería o la de pasta y cocina italiana, pasando por la charcutería, el colmado o la cava de quesos son, para nosotros, maestros. Son personas que crean, disfrutan con su trabajo y quieren compartir sus sugerencias y libertad de acción con la finalidad de estimular el cliente”
En palabras de Carla, “lo importante es crear un equipo dinámico con gente con personalidad, que aporte sus propias ideas y sienta pasión por su trabajo. Para nosotros es muy importante innovar, aportar y compartir nuevas cosas cada día”.

Gestión del tiempo
“Queremos dignificar uno de los momentos más importantes del día: el tiempo para comer. Aunque sean sólo diez minutos, tenemos que olvidarnos de todo lo demás y centrarnos en la comida. Por este motivo” –afirma su creadora– “en Cornelia & Co cocinamos y envolvemos el acto de alimentarse de belleza. Nuestra infraestructura nos permite trabajar todo el día para que nuestro producto se pueda consumir a cualquier hora en el local o en cualquier otro lugar, perfectamente empaquetado para que conserve su valor”. El objetivo es modernizar y ampliar el concepto de pic-nic, conseguir recuperar los tiempos para la comida y ofrecer un producto rico, de calidad y bien presentado.

La combinación de la venta al detalle y el restaurante permiten que Cornelia & Co pueda garantizar diariamente una alta calidad de producto y de consumo: ofrecer siempre el sabor y la textura de la materia prima del día, y cocinar y vender exclusivamente productos frescos.

Cornelia & Co: Market Restaurant
El uso de los espacios cambia durante el día con el fin de adaptarse mejor a las necesidades del equipo y los clientes. Dos amplias zonas conectadas con la calle nos llevan hacia una parte central de grandes proporciones. Alrededor de este paseo se encuentran las estanterías para la exposición y compra, así como las barras, bancos, sillas y mesas dedicadas a la degustación y la conversación.

La idea de exposición del producto parte del concepto de almacén, que permite recopilar gran cantidad de referencias y tener accesibilidad a todas ellas, poniendo especial atención a la muestra e información para facilitar la compra. La plaza central es el lugar donde más se estabiliza la actividad, con grupos de mesas y una zona de venta conectada con la cocina para todos aquellos alimentos elaborados en Cornelia.

Cornelia & Co está dominada por los colores blanco y negro con el fin de que sean el producto y la gente quienes tomen el protagonismo. Por lo que respecta a los materiales, de alta calidad, estos se presentan en su forma más natural: madera maciza, mármol, hierro y acero inoxidable se combinan al servicio de las necesidades. “El diseño del local está presente en cada mueble, en la organización de los espacios, en la fachada… pero siempre como soporte, a modo de packaging para la esencia de Cornelia & Co”, resume Josep.

JRN