Promoción de hábitos alimentarios en la restauración escolar

Slow Food, organización que nació en 1989 consecuencia de la iniciativa del italiano Carlo Petrini, posee en España una amplia red de delegaciones, de las que algunas de las cuales ya han obtenido la calificación necesaria para ejecutar programas europeos, y en especial el denominado “European Schools for Healthy Food” que se ha estado desarrollando entre mayo del 2010 y abril de este año y que pivota sobre dos iniciativas establecidas sobre frutas y verduras y sobre consumo de leche.

Los dos programas provenientes de la Unión Europea: “Fruta en las escuelas” y “Leche en las escuelas” sugieren y defienden que se puede promover una dieta sana suministrando desde los colegios, a todas las clases sociales, un acceso más sencillo a la fruta y los lácteos de calidad, tan necesarios para el correcto desarrollo de los niños, y proponiendo actividades de sensibilización y medidas didácticas que transmitan a los colegiales la importancia de los buenos usos alimentarios tanto en la escuela como fuera de ella.

Pero estas iniciativas no son únicas. Además de estos dos programas, existen otras dos campañas para los alumnos europeos: La campaña “Drink it Up” y la campaña “La cuadrilla sabrosa”, con el lema “Come, bebe, muévete”, que es la responsable de haber oprganizado tres espectáculos itinerantes en siete países europeos con el objetivo de enseñar a los jóvenes a ampliar el uso de los sentidos y ayudarlos a comprender el valor cultural a la par que saludable de la comida.

Slowfood promueve en las escuelas de España una comida saludable
Desde el año 2008, Slow Food, junto a otras organizaciones, está promoviendo en España diversas iniciativas en favor de los principios anteriormente expuestos a través de la iniciativa mesa cívica.

Estas iniciativas se han reforzado con esta campaña de Slow Food en Europa, que fomenta unas escuelas europeas en las que la alimentación saludable sea uno de sus principales pilares.

La campaña se clausurará en el caso de España con unas jornadas en la escuela Gaspar Remiro de Epila con las cinco clases de niños de quinto y sexto de la ESO. No es la primera vez que se lleva a cabo, ya que el año pasado ya se realizó en este colegio aragonés talleres sensoriales entre los grupos de edades de 3 a 5 años, en las que se mostró a los niños la necesidad de comer con los cinco sentidos. Esa experiencia se llevó a cabo en la misma escuela Gaspar Remiro de Epila (Zaragoza) y en cooperación con el convivium de Slow Food de esa capital.

Estas experiencias se unen a las realizadas en diversos colegios de Bilbao, San Sebastián, Andalucía y Cataluña a las que se unirán próximamente las experiencias de Extremadura en favor de una educación hortícola sostenible en las escuelas.J