El sentido común (seny) Aquel gran desconocido

A la entrada de un pueblo alejado de las grandes ciudades nos encontramos un cartel con un mensaje que dice: “Aprender a escuchar el silencio”. Es importante buscar ese equilibrio en el marco de la diversidad. Educar la convivencia, el civismo y la seguridad. Crear el compromiso de respeto y responsabilidad. Buscar el equilibrio entre los que quieren disfrutar del ocio y los que buscan el silencio.

Mostrar a las personas el camino que ha de permitir que los bares, restaurantes y locales de ocio sean un espacio de encuentro donde compartir experiencias, expectativas y anhelos. Espacios de encuentro, donde todos tenemos obligaciones y derechos de seguridad, convivencia y civismo. Saber ser y estar. Es un compromiso de responsabilidad.

Hacer pedagogia del seny para que cada vez los establecimientos sean puntos de encuentro. Donde se conforma la cultura de la ciudadanía. Comprender que en un mundo de diversidad cultural es importante respetar el equilibrio entre derechos y obligaciones. Cuidado con el riesgo y el respeto mutuo que debe presidir la convivencia social. Adecuada utilización de los espacios públicos y privados en función de las ordenanzas de civismo y convivencia.

Hablar de seny es un término peculiar de la cultura catalana. Se define como juicio, ponderación y sana capacidad mental. El seny, es la herramienta necesaria para conseguir que los equipos consigan sus objetivos. Equipos sin individualidades. Equipos que piensan y definen las mejores estrategias para conseguir aumentar las ventas. Reducir costes, ofrecer un buen servicio sin olvidar la calidad del producto y el servicio al cliente.Valores como el seny, el esfuerzo, la tolerancia, la capacidad empresarial son claves para recuperar el autoconcepto. A través de una dirección participativa con seny, se puede conseguir el compromiso. Educar a los líderes y gestores en la utilización del seny. Un directivo que tiene seny mira con un ojo por el beneficio de la empresa y con otro los beneficios de sus stakeholders para evitar daños y aprovechar la oportunidad de crear riqueza. La empresa no sólo debe crear valor financiero para sus accionistas, tambien valor social para el resto de actores implicados. Los principales stakeholders son los accionistas, los trabajadores, los clientes, proveedores, las administraciones públicas, las comunidades locales y el medio ambiente o las generaciones futuras que lo deben poder usar en buenas condiciones.

Reflexionar sobre qué hacemos, cómo lo hacemos y decimos, es necesario para la integración, participación, adaptación, adecuación y respeto a nuestro patrimonio.

Se debe disfrutar en Catalunya de esta diversidad cultural, patrimonial y empresarial, pero al hacerlo debemos saber hacerlo con intensidad y con seny. J