Las “frites” belgas llegan a París de la mano de De Clercq, Les Rois de la Frite

Patatas que sirve en los clásicos cucuruchos de hasta un kilo de capacidad que se pueden combinar con diez tipos de salsas.

Con un ticket medio de 8 euros, este emprendedor piensa facturar este año cerca del millón de euros, superando así la inversión de 770.000 euros que tuvo que ejecutar para lanzar su negocio.