fbpx

RESTAURACIÓN NEWS

InicioActualidadMomi & Toy’s apuesta por el ‘food truck’ para implantar su negocio...

Momi & Toy’s apuesta por el ‘food truck’ para implantar su negocio en España

El barcelonés centro comercial de Diagonal Mar ha sido el lugar elegido por Momi & Toy’s para implantar la primera pica de su negocio en España. Este local, inaugurado el pasado 8 de noviembre, es el primero de una larga lista pactada por la compañía, especializada en el rolled japonese crepe, de origen japonés, con su master franquiciado en España, Raúl Sueiro.

“En la joint venture que hemos creado, al 60% para mí y al 40% para ellos, el acuerdo pasa por abrir un total de 32 puntos de venta de Momi & Toy’s durante los próximos cinco años entre los mercados de España y Portugal”, explica el español a Restauración News.

Para lograr esa cifra, Sueiro –también responsable de una franquicia de la cadena Udon (de comida japonesa) -prevé cerrar el año con tres locales propios en Barcelona, el de

rn151212foto16

Diagonal Mar y otros dos en los que ya está trabajando, y concluir el año próximo con un mínimo de 10 locales repartidos entre la Ciudad Condal, Madrid -donde la firma llegará por primera vez también a un centro comercial la próxima primavera- y muy probablemente Valencia.

Una expansión que Sueiro y la firma nipona quieren llevar a cabo con dos modalidades de negocio bien distintas: por un lado, la que implica la apertura de locales físicos, propios y en franquicias; y, por el otro, mediante el concepto del food truck, con la implantación de unidades móviles –roulottes- desde las que servir al consumidor su oferta gastronómica con una mayor flexibilidad horaria que la que le permiten los centros comerciales.

El principal requisito para instalar una de esas caravanas, que ya campan a sus anchas por las calles de la capital nipona, es que en la ciudad que se haga, Momi & Toys ya cuente con un local físico desde el que poder apoyarle. “No habrá roulotte sin antes un local fijo”, puntualiza Sueiro.

De ahí que la opción del food truck para la enseña se limite a Barcelona. De hecho, el master franquiciado español reconoce estar en negociaciones con la autoridad portuaria de Barcelona para disponer de los permisos necesarios e implantar una primera roulotte Momi & Toy’s muy cerca de la escultura de Cristóbal Colón, a dos pasos del Maremagnum barcelonés, un área de fuerte

rn151212foto17

afluencia de público y muy turística.

Tentativas para franquiciar
Aunque en Japón la firma ya tiene dos unidades móviles en estaciones de metro, Raúl Sueiro no se muestra muy por la labor de apostar por esta opción en los interurbanos de Barcelona o Madrid.

Lo que sí dice estar estudiando son las demandas para franquiciar Momi & Toy’s. Algo que no quisiera hacer “antes de tener consolidados unos cuantos locales propios”. Entre las propuestas recibidas hasta ahora, Sueiro destaca las de Sitges, Salou y Barcelona.

Sin embargo, hasta que se decida por franquiciar –el coste previsto es de 80.000 euros para un local a pie de calle o en un centro comercial y de 60.000 euros para una roulotte- y mientras va consolidando la marca con locales propios, Sueiro defiende a capa y espada la oferta gastronómica de Momi & Toy’s. Una oferta a la que considera “innovadora tanto por los ingredientes como por su presentación”, en forma de cucuruchos.

Según sus explicaciones, el rolled japanese crepe se diferencia del crêpe francés en que el de Momi & Toy’s tiene menos harina de trigo en su masa, por

rn151212foto18
Raúl Sueiro, Momi&Toy’s.

lo que también tiene menos gluten y su textura es más esponjosa.

Aunque hay cuatro variedades saladas, la fuerza de los crêpes enrollados de esta enseña reside en los sabores dulces, con 22 combinaciones diferentes. Algo que, según los planes de Sueiro, cambiará. “Es muy importante que desarrollemos el crêpe salado para cubrir una mayor franja horaria de consumo que la que nos permite el dulce”. Independientemente del sabor, el ticket medio de Momi & Toy’s en España rondará los 4,5 euros.

España, primer país fuera de Asia
Un precio con el que la enseña tratará de hacerse hueco en España, al igual que ya se lo ha hecho en Japón -su país de origen-, Taiwán, China e Indonesia. Y es que nuestro país es el primero de Europa para Momi & Toy’s, hasta ahora sólo conocida en Asia.

Su historia comenzó en el año 2005 en Japón, cuando el empresario Toichi Kawakami decidió lanzar la enseña y apostar en ella por los crêpes y por un servicio al cliente que Sueiro quiere implantar en España.

“El objetivo es trasladar la experiencia del consumo en Japón a España”. Una experiencia que según este empresario reside entre otras cosas en crear una cierta interacción entre el consumidor y todos y cada uno de los camareros que trabajen en el restaurante. JGema Boiza

artículos relacionados

Lydia Nieto, socia fundadora de Brunchit: “La expansión fuera...

El concepto de Brunchit surge como resultado de la combinación de inspiración y un deseo de cambio por parte de sus fundadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí