Crest sitúa a la restauración moderna española por detrás de la de sus vecinos europeos

En el primer semestre del año, respecto del mismo periodo del ejercicio anterior, el consumo global se había reducido en un 4,7%, al igual que en tres de los cinco países que suelen componer el estudio, pues Alemania ya registraba un ligero incremento del orden del 0,8%.

En cuanto al tráfico de visitantes, España había retrocedido un 4,1%, como el resto de países, que no registraba incrementos, mientras que en el ticket medio, éstos sí mejoraban (Alemania registraba un 2,7% más), salvo en los casos de Italia (-0,3%) y España (-0,6%).