Xavier Lahuerta presenta sus menús en el Hotel Mercer

Francesc Holgado, Xavier Lahuerta y Mika Lasne, el equipo del restaurante del Hotel Mercer.
Francesc Holgado, Xavier Lahuerta y Mika Lasne, el equipo del restaurante del Hotel Mercer.

Mercer Hotel Barcelona estrena nueva etapa con una apuesta gastronómica marcada por la elegancia y el clasicismo francés en los fogones y en la sala de su restaurante. Xavier Lahuerta, nuevo chef del hotel, ha creado una propuesta personal que define como cocina catalana arraigada en el clasicismo y con clara influencia francesa, heredada de los años de experiencia junto a cocineros como el desaparecido Jean Luc Figueras, Xavier Pellicer, Santi Santamaria, Carles Gaig o Carles Abellan.

El restaurante ofrece un menú degustación y uno de temporada, con platos como la Crema de alcachofas con parmesano y trufa negra; la Vieira salteada con puré de patata y aceite de sobrasada, la dorada con tripa de bacalao y salsa demi-glacé o las mollejas asadas con apio y cebolla tierna glaseada. De postres, queso Fourme de Ambert gratinado con pan de orejones. Esta temporada, Mercer Hotel Barcelona también ha estrenado un menú ejecutivo de mediodía con aperitivo, primero, segundo y postre, que incluye agua, copa de vino y café por 32€.

La nueva carta del restaurante gastronómico lo encabezan los productos protagonistas de la propuesta de Lahuerta: buey de mar, ostras, caballa, butifarra del perol, foie, lenguado, rodaballo, espardenyes, buey, cabrito, etc. Bajo el título del producto, una breve explicación de la elaboración, tradicional y afrancesada, con alguna incursión vanguardista. Xavier Lahuerta trabaja con relación directa y personal con los mejores proveedores, todos ellos pequeños productores, pescadores y ganaderos con producto de altísima calidad. Además, Mercer Hotel Barcelona se provee de su propio huerto, situado en Alella, y dónde cultivan de forma ecológica las verduras que se cocinan en el restaurante.

En la carta, como entrantes, encontramos propuestas como el canelón de butifarra del perol, rossinyol, trufa negra y aceite aromatizado al ajo; las ostras en ravioli de pies de cerdo y polenta de pasas o el foie mi-cuit con armagnac, trufa negra y cacao Tanzanie 75%.

Los amantes del pescado encontrarán lubina con tripa de bacalao, calabacín y salsa de mar y montaña; rodaballo hervido en agua de mar a baja temperatura y puré de patata con aceite de oliva virgen o espardenyes con arroz ahumado de isla de río, caldo de pescado de roca y alcachofas del Prat, entre otras propuestas. En cuanto a las carnes, la carta incluye platos como la espalda de cabrito confitada con salsa de lima y canela y judía de Santa Pau o el tartar de buey con mascarpone de mostaza, especias y caviar iraní. Por último, los postres, donde encontramos creaciones como el sablé de cacao, aceite de oliva, sal maldon y helado de trufa; el queso Saint Nectaire gratinado, con patata buffet y brotes germinados; o el cheese cake en texturas con helado de aguacate y tempura de salvia al nitrógeno.