El consumo de bebidas alcohólicas en hostelería creció un 4% en 2015

La ginebra adelantó por primera vez al ron como segundo destilado de mayor consumo en España.
La ginebra adelantó por primera vez al ron como segundo destilado de mayor consumo en España.


Tras casi una década sumando caídas, el sector de bebidas espirituosas logró el año pasado un crecimiento global de las ventas del 2%, con el whisky y la ginebra como destilados preferidos por el consumidor.

Soplan nuevos aires para la hostelería española. A los datos positivos que se han ido desgranando desde la segunda mitad de 2015, ahora se suma la confirmación de la recuperación en el sector de las bebidas espirituosas. Así lo confirma el Informe Económico y Social del sector correspondiente a 2015, elaborado por la de la Federación Española de Bebidas Espirituosas (FEBE) y presentado hace escasos días por su director general, Bosco Torremocha, a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina.

A lo largo de 2015 se comercializaron en nuestro país 190 millones de litros de bebidas espirituosas, aproximadamente un 2% más que el año anterior, con una aportación a la economía española de 7.585 MM€ (0,12% del PIB). Según el informe, del total de la producción nacional el 60% se destina al consumo interno y el 40% restante a la exportación.

El consumo nuevamente se concentró en el canal Horeca, con un 60% del total, registrándose en 2015 incrementos del 4% en hostelería, frente al 1,7% del canal de Alimentación. Por segmentos, el 35% del consumo se registró en bares y cafeterías; el 14% en hoteles y restaurantes; y el 10% restante en locales de ocio nocturno.

En términos globales, el whisky siguió siendo la bebida espirituosa preferida por los consumidores españoles, con el 26% del total de la comercialización, seguida por la ginebra (20%), bebida que por primera vez adelantó en nuestro país al ron (17% de las ventas). A continuación las especialidades más vendidas fueron los licores (12%), el brandy el (11%), el anís (6%) y el vodka (5%). La distribución de los porcentajes de consumo en el canal horeca mantiene la misma proporción por bebidas (ver gráfico 1).

Gráfico 1 (Fuente FEBE)
Consumo de bebidas espirituosas 2015

Sin embargo, en hostelería la evolución de ventas por tipología respecto a 2014 fue diferente, ya que el whisky, a pesar de seguir liderando el consumo, registró un descenso (-3,20%) y el mayor crecimiento se dio en el apartado de bitters (9,5%), ginebras (5,8%), anisados (3,72%) y vodka (3,10%) (ver gráfico 2). Por su parte, en el ámbito doméstico, las bebidas de mayor crecimiento interanual fueron la ginebra y los licores, con aumentos del 10%.

Gráfico 2 (Fuente FEBE)
Ventas de destilados en hostelería 2015.

El impacto de la actividad del sector en el Erario Público alcanzó los 1.300 MM€ en 2015 solo por imposición indirecta (IVA e Impuestos Especiales), mientras que los 3.800 centros de producción en España generaron trabajo para más de 330.000 personas, entre empleos directos e indirectos en sectores clave para nuestra economía como el turismo, la hostelería y los servicios.

El informe de FEBE también analiza las exportaciones del sector, que en 2015 crecieron en volumen un 5% hasta alcanzar los 170 millones de botellas, correspondiendo el mayor volumen a los aguardientes, incluido el brandy.