Amorino abre su cuarta heladería en Madrid

Local de Amorino en la calle Postas de Madrid.
Local de Amorino en la calle Postas de Madrid.

La cadena italiana de helados artesanos Amorino ha inaugurado una nueva heladería en Madrid en una localización estratégica en el corazón de Madrid, concretamente en la Calle Postas, 3.

Con esta apertura, Amorino da un paso más para alcanzar uno de sus principales objetivos, afianzar su imagen y producto en la capital española. Actualmente, ya son cuatro los establecimientos donde los amantes de esta marca pueden degustar su helado y toda su extensa gama de producto: el nuevo ya mencionado, y las boutiques ubicadas en planta Gourmet Experience de El Corte Inglés de Callao (Gourmet Experience), en la calle Mayor 40, y en Las Rozas The Style Outlet.

“Consideramos Madrid como una plaza clave para el desarrollo de nuestra marca, y estamos seguros de que, en un breve espacio de tiempo, su centro histórico habrá recobrado la vitalidad que le caracteriza, por lo que estamos seguros de que esta apertura es una excelente oportunidad de negocio para nuestro nuevo franquiciado”, ha afirmado Judith Borrás, directora general de la compañía.

Como cada año, las nuevas creaciones de sabores de primavera y de verano están a punto de llegar… entre ellos: Pomelo Bio, Spritz o Cassata Siciliana. Sabores frescos, sorprendentes e impactantes que siempre dejan sin palabras a todos los apasionados del buen gelato gourmet. Estos nuevos sabores se sumarán a los grandes clásicos de la compañía como el chocolate de Ecuador, la vainilla Bourbon de Madagascar, el Mango Alfonso de la India, etc., todos ellos elaborados exclusivamente con materias primas de primera calidad seleccionados por su origen y época de recolecta idónea

Amorino es reconocida como uno de los conceptos de heladería más atractivos del mundo, como “creadora de sabores” y por su excelente calidad de producto. En la actualidad, la compañía se encuentra inmersa en un plan estratégico de expansión nacional con el objetivo de llegar a aquellas zonas claves para el comercio y el turismo en las que aún no tiene presencia. La marca, fundada en 2002, suma 35 establecimientos en nuestro país y cuenta con más de 160 heladerías repartidas por 17 países de cuatro continentes (Nueva York, Milán, París, Madrid, Barcelona, Londres, Berlín,…).

El rango de inversión para abrir una franquicia Amorino oscila entre los 230.000€ y los 260.000€ y su facturación media anual ronda los 500.000€.