erlenbacher presenta su Cake Bowl veraniego sin aceite de palma

Desde hace más de diez años, la sostenibilidad es una piedra angular en la estrategia empresarial de erlenbacher. Conscientes de los problemas que surgen de los monocultivos de palmera, intentan ofrecer cada vez más productos sin aceite de palma.

Erlenbacher
Foto: Erlenbacher.

Por eso, sus populares porciones de Tarta de Chocolate y Coco ahora se ofrecen sin aceite de palma. Difunden una auténtica sensación caribeña, sobre todo cuando se combinan con frutas y otros ingredientes exóticos en un Cake Bowl, la tendencia alimentaria de moda. Un postre creativo muy indicado para el verano.

Para el joven consumidor de hoy el uso responsable de los recursos naturales es una necesidad, pero también quiere disfrutar con la conciencia tranquila. Su propuesta está dirigida al consumidor consciente y para todos los clientes que quieren ser sorprendidos. Lo mejor de los Cake Bowls es que no hay reglas, no hay límites a la creatividad a la hora de componer estos deliciosos cuencos.

Erlenbacher
Foto: Erlenbacher.

Se pueden combinar componentes horneados y afrutados y colocarlos de forma apetitosa, como el Cake Bowl ‘Ensueño Caribeño’. La base es la plancha de chocolate y coco de erlenbacher. Refinada con ingredientes afrutados, cremosos y frescos, hará que los aficionados a las tartas se derritan.

erlenbacher trabaja por el futuro

La empresa tradicional alemana erlenbacher se ha posicionado, durante los últimos más de 45 años, como número uno del mercado fuera del hogar europeo en pasteles, tartas y postres congelados. La empresa se ha mantenido fiel a su receta de éxito: aunar el trabajo artesanal con la última tecnología y los mejores ingredientes.

Erlenbacher
Foto: Erlenbacher.

Junto con sus más de 600 empleados, el líder del mercado cada año produce más de 23 millones de productos de pastelería premium para restauración organizada, catering y comercio mayorista. Desde la sede central en Gross-Gerau (cerca de Fráncfort del Meno) se exportan más de 450 referencias a más de 45 paises.

Desde 2010 la empresa trabaja, junto con el centro ZNU de Economía Sostenible de la Universidad de Witten/Herdecke (Alemania), por un futuro más seguro. Como primer productor de pastelería congelada, desde diciembre 2015 erlenbacher cuenta con la certificación según la norma ZNU Economía Sostenible en Alimentación.