Nacho Martín, de Grupo Ottica: “Nos gusta cuidar y tratar con cariño al comensal”

por Clara Román 

Grupo Ottica es la ilusión de dos socios, Eduardo Morán y Nacho Martín, de abrir un negocio de restauración de calidad en Madrid. Concretamente, en el barrio que acoge a ambos desde hace años: Prosperidad.

Nacho Martin socio de Grupo Ottica
Nacho Martín, socio de grupo Ottica. Foto: Grupo Ottica.

En Restauración News entrevistamos a Nacho Martín para que nos cuente más sobre la trayectoria del grupo de restauración, su oferta y las claves que le han hecho ganarse un hueco en el panorama gastronómico madrileño.

El restaurante Ottica es el primer restaurante del Grupo Ottica, fundado en 2017, y cuyo significado es “óptica” en italiano. Una palabra importante para conocer quién está detrás: Eduardo Morán, perteneciente a la familia Morán, ópticos de profesión con una larga trayectoria a sus espaldas.

Como amante de la restauración, Eduardo Morán decidió sumergirse de lleno en el sector. Para ello se asoció con Nacho Martín, un amigo de la familia que ya contaba con experiencia en hostelería y, sobre todo, con muchas ganas de abrir un restaurante. A Ottica le siguió Occhiali (“gafas” en italiano) y después vino La Lupa, la última propuesta del grupo.

Los socios de Grupo Ottica encaran el nuevo año con positivismo y ánimos renovados, pese a que el próximo mes de marzo se cumplen ya dos años desde que la situación de la restauración en nuestro país no vive sus mejores momentos.

Restaurante Ottica
Restaurante Ottica. Foto: Grupo Ottica.

No obstante, Nacho Martín confía en este mes: “A partir de marzo sabemos que no va a desaparecer la Covid-19, pero sí esperamos que haga un poco más de calor y la gente empiece a salir más a las terrazas, que es lo que más demandan ahora”.

Además, no parece casualidad, el próximo marzo Ottica cumplirá 5 años desde que abrió sus puertas por primera vez. “Nosotros como gente del barrio sabíamos lo que hacía falta”, comenta el socio de Ottica.

Cocina mediterránea fusión en una carta variada y cambiante

Ensaladilla Ottica
Ensaladilla Ottica. Foto: Grupo Ottica.

Por eso optaron por llevar a los vecinos del barrio de Prosperidad una cocina mediterránea fusión que aúna en su carta diferentes gastronomías y culturas. El comensal que visita Ottica puede disfrutar como entrantes diferentes platos pensados para compartir, como croquetas de jamón, sam de pollo de corral asado al carbón o la ensaladilla Ottica, especialidad de la casa.

En la sección De la tierra, el cliente puede degustar otros platos que llaman la atención como el Poke bowl de solomillo al wok con yakitori o la Lasaña de rabo de toro con bechamel trufada. Y para los que prefieran pescado, Ottica ofrece el Risotto de centollo o el Tartar de atún rojo balfegó con huevas tobiko.

Tartar de atún rojo Ottica
Tartar de atún rojo. Foto: Grupo Ottica.

Como se puede apreciar, una oferta gastronómica amplia, variada, con toques de diferentes cocinas de todo el mundo, y que aporta algo distinto y nuevo al paladar del comensal.

Además, la oferta gastronómica del restaurante cambia cada seis meses. Así lo explica Nacho Martín: “Siempre hay que cambiar la carta y ofrecer cosas nuevas al comensal. Si ofrecemos siempre lo mismo, la gente se acaba cansando”.

Dentro de la oferta de Ottica, lo que se mantiene fija y además con un gran éxito es su sección de desayunos. El socio del restaurante los define como “divertidos y elaborados”. Los hay de todos tipos: desayuno andaluz, ibérico, madrileño, español, tradicional, ligero, mixto o inglés.

Occhiali y La Lupa toman como referencia a Ottica

La gastronomía propuesta en Occhiali y La Lupa bebe de Ottica, aunque con algunas diferencias que resaltan la variedad del grupo. Por un lado, Occhiali aporta un guiño italiano distinto, y del restaurante destacan por encima de todo sus pizzas caseras, como la pizza de carrillera ibérica o la de trufa y huevos de codorniz.

Restaurante La Lupa
Restaurante La Lupa. Foto: Grupo Ottica.

Por su parte, La Lupa ofrece una gastronomía más tradicional y castiza, aunque en ella no faltan tampoco los toques vanguardistas. No cabe duda de que los tres restaurantes destacan por la calidad de su oferta y el buen hacer de sus jefes de cocina, que diseñan todos los platos de la carta.

En palabras del socio de Ottica: “Queremos que Joseph, Andrés y Juan David, los jefes de cocina de los tres locales, se lo pasen bien y expresen toda su creatividad”.

La familia Ottica

La filosofía de Grupo Ottica se basa en el bienestar y la comodidad tanto del equipo como del cliente. Esta idea está presente en todos los pasos y decisiones que se toman desde el grupo. “Nos gusta tener un trato muy familiar, en el que haya mucha confianza. Intentamos dar un pequeño protocolo, pero no como si fuésemos un restaurante de muchas estrellas. Nos gusta ser cercanos, cuidar y tratar con cariño al comensal”, comenta Nacho Martín.

Para conseguir esto, el directivo declara que le gusta trabajar como una gran familia, de la que ya forman parte 60 personas. Con la intención de darse a conocer y de que el comensal se sienta como en casa, en Ottica optan por no rotar a los camareros. “Quiero que el cliente conozca al camarero que le pone el café todos los días”, explica como ejemplo Nacho Martín.

Un ambiente agradable y cómodo

Restaurante Ottica
Restaurante Ottica. Foto: Grupo Ottica

Otro aspecto fundamental para lograr que el comensal que visita Ottica, Occhiali o La Lupa se sienta a gusto es garantizarle también una comodidad física y un ambiente agradable que, junto a una buena experiencia gastronómica, le deje con ganas de volver..

Para esto los locales de Grupo Ottica ofrecen un interiorismo y decoración originales y que destacan por su buen gusto. Lo que se quiere transmitir en cada local por medio del diseño de interiorismo nace en la mente de Eduardo Morán y después, son los estudios de interiorismo que colaboran con el grupo los que dan forma a estas ideas.

Queremos ser novedosos y acogedores, que la gente se sienta bien”, explica Nacho Martín. Volviendo de nuevo a la calidad, la intención es que el comensal la pueda apreciar tanto en el paladar como en el mobiliario y entorno que le acoge durante su desayuno, comida o cena.

Un público ecléctico con predominio de oficinas

Aunque La Lupa suele acoger a un cliente más amante de lo tradicional y Occhiali a uno más joven y dinámico, lo cierto es que Grupo Ottica destaca por acoger a un público muy ecléctico y variado, debido a que sus propuestas satisfacen todos los gustos. Nacho Martín asegura que en los tres restaurantes tienen un “amplio abanico de edades”.

Restaurante Occhiali
Restaurante Occhiali. Foto: Grupo Ottica.

Eso sí, la hora de la comida de lunes a viernes está conquistada por los comensales que provienen de las oficinas cercanas a los restaurantes. Este hecho ha tenido como consecuencia que Grupo Ottica se haya visto muy afectado por la pandemia, sobre todo en los momentos de mayores restricciones.

Medidas como el teletrabajo han causado que la clientela que frecuentaba los restaurantes a diario haya dejado de acudir a ellos, reduciendo el negocio del grupo en gran medida.

Las graves consecuencias de la pandemia

“La pandemia nos ha hecho mucho daño. Somos un grupo con muchos empleados y nos hemos tenido que ir ajustando como hemos podido a las circunstancias”, afirma Nacho Martín, quien todavía recuerda el primer confinamiento como una etapa horrible para el grupo.

De igual manera, este último periodo de Navidad también ha afectado a Ottica, Occhiali y La Lupa. “Esta última ola ha dolido mucho porque teníamos muchas cenas de empresa, comidas de Navidad… A partir del 10 de diciembre todas las reservas se anularon. El mes de enero está siendo desastroso porque está todo el mundo teletrabajando”, comenta el socio de Grupo Ottica.

Restaurante Ottica
Restaurante Ottica. Foto: Grupo Ottica.

Mientras que esperan que el teletrabajo finalice y la gente vuelva a las oficinas, Nacho Martín afirma que seguirán “nadando a contracorriente”. De hecho, desde el grupo ponen todas sus esperanzas en este año 2022. “Esperamos que sea muy bueno, y para eso hay que ponerle amor y cariño”, declara Nacho Martín.

Grupo Ottica se está ganando un hueco importante dentro del panorama gastronómico madrileño. Prueba de ello es que no solo reciben visitas de gente que frecuenta el barrio, sino que cada vez más personas se acercan a esta zona para degustar las propuestas de los tres restaurantes bajo el sello Ottica.

Nacho Martín lo tiene claro: “Considero que por el éxito que estamos consiguiendo ofrecemos al público algo diferente y, además, a un precio muy asequible, siempre con calidad y mucha variedad”.

¡Más noticias sobre el sector de la restauración aquí!