Grupo Dihme y El Kiosko se vuelcan con los refugiados ucranianos

Grupo Dihme y su cadena de restaurantes El Kiosko, que cuenta con 17 locales en Madrid, se están volcando en ayudar a los refugiados ucranianos que están llegando a la localidad madrileña de Boadilla del Monte. Las familias que escapan de la invasión rusa se han instalado en el camping de Villaviciosa de Odón, mientras se soluciona su acogida con familias y se trabaja en su integración laboral.

Grupo Dihme Boadilla ucranianos
Foto: Reunión entre Grupo Dihme y el Ayuntamiento de Boadilla.

El Kiosko se está encargando de la alimentación de 44 personas, con un menú completo de desayuno, comida y cena. “No se nos ocurre una manera mejor de ayudar que darles de comer, porque somos hosteleros y es lo que sabemos hacer, al igual que ofrecerles trabajo en la cadena El Kiosko o en el resto de restaurantes del grupo”, explica Daniel Sala, CEO y fundador del Grupo Dihme.

Una de las ucranianas ha sido contratada como profesora de inglés para el equipo El Kiosko. “Durante la primera jornada de reparto de alimentos, ella misma se ofreció voluntaria para trabajar y se ha mostrado muy ilusionada de poder incorporarse con nosotros como profesora de inglés para formar a los miembros del equipo”, explica el CEO.

El CEO del Grupo Dihme anima a los hosteleros a ayudar a los ucranianos

Daniel Sala anima los hosteleros de la Comunidad de Madrid a sumarse a esta iniciativa para contratar refugiados ucranianos: “Creemos que la mejor manera de ayudar es generar trabajo, integración en nuestra comunidad, ofrecerles estabilidad económica en un momento tan complicado como el que están viviendo y que sea una forma de hacerles olvidar lo que está pasando en su país”.

Dihme y El Kiosko fusión
Roberto de la Cuerda y Daniel Sala. Foto: Agencia Círculo de Comunicación.

Tanto es así, que brinda su experiencia al resto de cadenas de restauración para promover un sistema de contratación organizada para estas personas: “El sector hostelero puede hacer mucho para paliar la situación de estas personas y, por ello, desde aquí, animamos a todos los compañeros de grupos de restauración a sumarse a esta iniciativa de integración laboral, sostenible y solidaria”.

Durante la pandemia, Grupo Dihme fue una de las cadenas de restauración que mantuvo a todos sus trabajadores en activo ayudando a hacer llegar comida a sanitarios y otras personas que lo necesitaban. “Seguimos la filosofía de hacer y después decir, ya se ha demostrado que juntos podemos superar las crisis y esta es otra más que nos obliga a unirnos, a colaborar y a ser solidarios”, concluye Sala.

¡Recopilamos cómo está reaccionando el sector de la restauración a la invasión en Ucrania!