Lew Brand duplica la facturación de su canal delivery

Lew Brand -Let’s Eat Well Brand- duplica en diez meses su facturación de delivery, que ya representa el 6% del total de ventas del joven grupo empresarial, que el año pasado fue de 19 millones de euros.

Pedro López Mena fundador y CEO de LEW Brand
Pedro López Mena fundador y CEO de Lew Brand. Foto: Lew Brand.

Lew Brand nació de la experiencia y expansión de Brasayleña, y su canal delivery agrupa las ventas de los 25 restaurantes de Brasayleña y de los 20 de su nueva marca Pollo Criollo. Esta enseña entró en funcionamiento a través de dark kitchens hace un año, y que está disponible a nivel nacional a través de los agregadores.

Pedro López Mena, CEO de la compañía, ha afirmado: “Para 2022 el objetivo es superar la facturación de 24 millones de euros, lo que sería un 30% más que el año anterior, Lo vemos muy factible gracias a las cifras que nos está aportando el proyecto de digitalización puesto en marcha”.

Lew Brand trabaja por el desarrollo de nuevas marcas

Además de Brasayleña y Pollo Criollo, el grupo gestiona un restaurante italiano denominado La Burratina y, según ha confirmado López Mena, están trabajando para el lanzamiento de nuevas marcas.

Pollo Criollo LEW Brand
Foto: Pollo Criollo (LEW Brand).

De hecho, el equipo de I+D de la compañía se encuentra desde hace más de un año trabajando en el desarrollo de nuevas marcas, todas ellas centradas en un tipo de cocina internacional.

Además, el grupo está enfocado en continuar desarrollando Brasayleña, un modelo de negocio con casi 15 años de vida, fuertemente implantado en Madrid (con 15 locales) y con presencia en Barcelona, La Coruña, Pontevedra, Murcia y Sevilla.

Para lograr estos planes, cuenta con una plantilla cercana a los 700 empleados, con un equipo en su central cada vez más experto en las nuevas tecnologías y al uso de las dark kitchen.

La digitalización, clave para la expansión del grupo

“Gracias a este formato de restauración a domicilio nos será más sencillo llevar nuestros productos a aquellas zonas en las que hasta por el momento no tenemos restaurantes. O a lugares donde por motivo de distancia no podemos garantizar un adecuado traslado de los productos”, ha explicado López Mena.

LEW Brand
Logo: LEW Brand.

El año pasado fue el año de la revolución 3.0 para el grupo. El nuevo Lew Brand ha profundizado además en la tecnologización de todos sus procesos, introduciendo nuevos sistemas de control.

Por ejemplo, de gestión del stock, de las ventas, de proveedores, gastos o facturación. Estos sistemas ayudan a ahorrar muchas horas al mes, con el consiguiente ahorro económico.

Con todo ello, su objetivo es continuar ampliando su penetración en el mercado de la restauración actual, y continuar creciendo en número de marcas y de clientes.

¡Más noticias sobre Lew Brand aquí!