Organizar el delivery de un restaurante: trucos y consejos de optimización

El reparto a domicilio o delivery cada vez se adopta más en los restaurantes como una manera de aumentar las ventas. Los pedidos de comida con reparto a domicilio aumentan cada día; empleados de una oficina que están muy atareados para salir a comer, amigos que se juntan a ver un partido o una peli.

Vemos repartidores de comida a toda hora y todos los días. Este modelo de negocio está en auge y para que resulte rentable es importante adaptar la manera de operar para atender a los clientes en mesa y al mismo tiempo brindar un buen servicio de reparto.

¡No te pierdas las claves del éxito en delivery de grandes grupos de restauración en este debate de Expofoodservice 2021!

delivery restaurante consejos
Foto: Archivo.

Si tienes un restaurante, es lógico pensar que quieres incluir este servicio en tu negocio o si ya lo tienes querrás hacer mejoras para garantizar la satisfacción de todos tus clientes. Te traemos algunas recomendaciones para organizar tu cocina de manera que puedas ofrecer un servicio de delivery eficiente y rentable.

La presentación de las entregas

Podrá parecerte algo superficial, pero para nosotros, a la hora de planificar un servicio de delivery, el punto de partida es la presentación de los pedidos.

La imagen de tu negocio se refleja en la manera en que realizas las entregas a domicilio. La buena impresión que se lleve un cliente hará que haga más pedidos o que busque otros restaurantes. Así que deberás tener en cuenta lo siguiente:

  • Cuáles platos quieres ofrecer para delivery.
  • El tipo de envase que necesitas para que los pedidos lleguen en perfectas condiciones.

Ahora veamos cómo organizar el delivery de un restaurante para convertirlo en una oferta gastronómica atractiva. Cuando defines qué tipo de comida vas a ofrecer para delivery y cómo quieres que sean los envases, puedes planificar el servicio de principio a fin para que sea eficiente.

Elige un menú apropiado para el delivery

No todos los platos que ofreces en tu restaurante son apropiados para enviar a domicilio. Selecciona aquellos que puedes adaptar a los envases desechables.

Tu carta podría ser a base de pollo, pasta, arroces, pizza, hamburguesas, croquetas, tapas o bocadillos. Piensa en todo momento en que deben tener una buena presentación al momento de entregarlos.

Si alguno de los platos lleva salsa, envásala en pequeños recipientes por separado. Así evitarás que se dañe la presentación de los alimentos y el cliente podrá elegir la cantidad que le ponga a su ración.

Selecciona envases apropiados

Cuando haces delivery, la imagen de tu negocio se refleja en los envases. Es lo primero que verá tu cliente.

Deliverect sostenibilidad
Foto: Archivo.

Puedes optar por envases que lleven el logo y los colores de tu marca o tal vez los fabricados en cartón Kraft en color natural con tan solo un elegante sello o etiqueta con el nombre de tu restaurante.

Una bolsa de papel resistente con el logo de tu restaurante y todo bien organizado dentro causará una buena impresión y abre la posibilidad a más pedidos.

La sencillez y la elegancia en los empaques siempre es una apuesta segura. Puedes incluir en la entrega un folleto con tu carta para reparto a domicilio y la que tienes dispuesta para el restaurante. También podrías considerar incluir un cupón de descuento.

Organiza tu cocina para el delivery

El servicio a domicilio y el servicio en tu local exigen maneras de trabajar distintas. Por lo tanto, necesitas acondicionar espacios para cada uno.

El espacio para envasar y preparar los pedidos de comida de delivery debe estar separado del espacio en el que emplatas los alimentos que vas a servir en las mesas. Lo ideal es que esté ubicado en una zona entre la cocina y el sitio donde entregas los pedidos a los repartidores.

El área que destines a envasar debe estar dispuesta de manera que puedas hacer los despachos por orden de llegada o por áreas de reparto. Lo importante es que los pedidos lleguen en el menor tiempo posible a su destino. Por supuesto, siempre cuidando la calidad de las preparaciones.

Cada establecimiento tiene su dinámica y podrás ir haciendo ajustes en tu cocina para mejorar tu servicio de delivery.

Destina un lugar para el despacho de pedidos

Los repartidores deben tener una zona asignada para esperar los pedidos separada del área donde atiendes a tus clientes en el restaurante. Lo ideal es que sea por una puerta distinta y lo más próxima posible a la zona de envasado.

Acondiciona un espacio con asientos, agua para tomar y cuarto de baño. Y de ser posible un espacio de parking para sus bicicletas, motos y patinetes. Si esto no es posible, asigna a alguien de tu personal para que les entregue los pedidos fuera del local.

Distribuye tu personal en dos equipos de trabajo

Preparar los platos para los clientes del restaurante y para el delivery son dos cosas distintas. Para que puedas brindar un servicio ágil y eficiente conforma dos equipos de trabajo. Al tener personal dedicado a cada servicio tendrás una buena organización y podrás atender con rapidez todos los pedidos tanto en el local como los de reparto a domicilio.

delivery rider foodservice
Foto: Shutterstock.

Cuando hagas tu planificación toma nota de esos días en los que la gente más solicita comida con delivery: los días de lluvia y partidos de fútbol suelen ser bastante movidos.

Tal vez necesites reorganizar tus equipos de trabajo o contratar personal por horas para los días de más venta.

Considera crear una aplicación para los pedidos

Una de las maneras más eficaces para gestionar los pedidos es con una aplicación para comida de delivery. Para promocionarla crea perfiles en redes sociales; así llegarás a un público más amplio.

Con una aplicación podrás organizar las comandas de forma eficiente y evitarás confusiones al momento de despachar los pedidos.

Aplica la mejora continua en el delivery

Una vez que tienes en marcha tu delivery, evalúa de manera continua cómo puedes mejorar el servicio, aumentar tus ventas y mantener motivado al equipo de trabajo y los repartidores. Ten presente que, aun cuando hagas las cosas muy bien siempre, encontrarás maneras de hacerlas mejor.

¡Más consejos sobre gestión en hostelería aquí!