Plan de negocio de un restaurante: guía completa

Si quieres montar un plan de negocio de un restaurante y no sabes cómo empezar, te ofrecemos esta guía para que empieces cuanto antes.

Cada día son más los emprendedores que se lanzan a crear un restaurante porque son negocios con muchas posibilidades.

No solo es un recurso habitual de ocio, sino que cada vez aparecen más tendencias y modas relacionadas con la gastronomía que dejan las puertas abiertas a la creación de restaurantes con ideas novedosas.

Sin embargo, esto no quiere decir que sea sencillo montar un restaurante, ya que la hostelería es un sector muy exigente en cuanto a dedicación y sacrificio.

Por ello, el primer paso debe ser elaborar el plan de negocio de un restaurante.

¿Qué es el plan de negocio de un restaurante?

Un plan de negocio de un restaurante es una hoja de ruta de tu proyecto, es decir, es el documento en el que podrás por escrito todos los aspectos relacionados con él.

De esta forma, podrás darle forma y estructurar los pasos que vas a dar para sacar adelante tu restaurante.

plan negocio restaurante
Foto: Archivo.

Pero, además, este plan de negocio te puede servir para conseguir socios e inversores, ya que será el documento que entregues a la hora de presentar tu proyecto.

Es una forma objetiva de mostrar que tu restaurante tiene posibilidades y que merece la pena invertir en él o formar parte del proyecto de algún modo.

Cómo escribir el plan de empresa de un restaurante

Aunque no existe un modelo fijado, vamos a proporcionarte los puntos principales que podrás adaptar para tu plan de negocio de un restaurante de comida saludable, de tapas, de comida étnica, etcétera.

Resumen

Aquí tendrás que explicar en qué consiste tu proyecto.

Piensa que es posible que entregues este plan de negocio de un restaurante a posibles socios o inversores, así que tienes que vender muy bien tu proyecto y explicar cuáles son los puntos principales del mismo.

El objetivo principal, por ello, es captar la atención de estos potenciales inversores hacia el plan de negocio de tu restaurante.

Incluye el nombre y tipo de restaurante, en qué te diferencias de la competencia, una previsión de costes iniciales, un resumen del plan de ejecución, etc.

Presentación

En este apartado del plan de negocio de un restaurante te tienes que extender hablando del origen de la idea de tu restaurante y sobre qué bases quiere levantarlo.

Ahora es el momento de ir más allá de “es un restaurante vegano” para exponer cuál es la filosofía y la intención que hay tras esa elección.

Además, es conveniente hablar de los miembros del equipo que hay tras el negocio y cuál es su valía para ello, ya sea por experiencia, conocimientos, etcétera.

Si tú o alguno de los miembros del equipo ha tenido algún logro o reconocimiento en el sector de la hostelería, deberás indicarlo aquí como una forma de crear autoridad y confianza.

Estudio de mercado

Es una de las partes más importantes del plan de negocio de un restaurante, ya que es donde explicarás cuál es la situación actual dentro del sector.

Por ejemplo, si quieres montar un restaurante vegano deberás contar cuántos hay en esa zona y si estás cubriendo una demanda que hasta ahora nadie cubre o, por el contrario, propones una oferta que mejora lo que hay.

Recuerda, no obstante, que tu competencia en este caso no solo son los restaurantes veganos, sino, en realidad, otros restaurantes de la zona que sean muy populares.

restaurante clientes
Foto: Archivo.

La competencia no viene solo por el tipo de comida, sino por el diseño, la variedad de la carta, los horarios de apertura, los precios, etc.

También tendrás que explicar cómo es la ubicación y qué ventajas tiene y si las instalaciones cumplen la normativa y las necesidades.

Se trata de explicar por qué la ubicación que has elegido es perfecta para tu negocio.

Por ejemplo, si quieres poner un restaurante de alta cocina la ubicación debería situarse en una zona con habitantes con un poder adquisitivo alto.

También tienes que explicar si hay parking o transporte público cerca, si hay espacio para los aseos, si hay acceso para discapacitados, cuántas mesas y sillas puede haber para que los clientes estén cómodos, etc.

Es conveniente que expliques qué tienes pensado en cuanto a la decoración y diseño interno del restaurante, aunando estética y funcionalidad y haciendo que todo vaya en consonancia con la temática.

Por último, refleja en este apartado cuál es tu público objetivo: edad media, sexo, poder adquisitivo, hábitos, etc.

Menú

Aquí tendrás que contar qué producto vas a ofrecer, es decir, qué platos contendrá la carta de tu restaurante de forma que complazca a tus potenciales clientes, pero que también sean menús que pueda realizar tu personal de cocina.

Es conveniente que presentes un concepto inicial de la carta en sí, incluyendo ya el logotipo de tu restaurante.

De esta forma, será mucho más visual y atractivo para los potenciales socios o inversores.

A partir de ahí, refleja quiénes serán tus proveedores y cómo vas a trabajar con ellos. Después, establece los precios de los platos y las formas de pago que vas a aceptar en tu restaurante.

Estrategia comercial

Por último, te toca desmenuzar cuál va a ser tu estrategia de publicidad y marketing y cuáles son los canales que vas a utilizar para ello: redes sociales, folletos en papel, email marketing, etc.

Se trata de una de las partes más importantes del plan de negocio de un restaurante, ya que los inversores van a querer saber cómo lo vas a publicitar para atraer clientes y obtener beneficios.

Tu plan de marketing debe comenzar con una campaña antes de la apertura del restaurante y después, seguir con estrategias para atraer clientes una vez que ya esté en funcionamiento.

Es importante que te fijes en qué están haciendo tus competidores y cómo les está funcionando a ellos.

Plantilla de empleados

Define cuántos empleados vas a contratar, qué horarios van a tener y cuál va a ser su salario.

Necesitarás personal especializado como un cocinero, el cual debe cumplir con toda la normativa sanitaria en su puesto de trabajo, o un camarero a ser posible con experiencia en el sector.

hostelería confianza
Foto: Shutterstock.

No hace falta que sea el listado definitivo de empleados, ya que lo más seguro es que esto vaya cambiando conforme avance el proyecto, pero sí deberás presentar una primera aproximación.

Plan de gestión y administración

Es complicado establecer en este momento cómo vas a gestionar el restaurante y qué procesos vas a seguir, pero sí debes mostrar un esbozo en el plan de negocio para que tus inversores lo vean.

Explica qué métodos vas a seguir para seleccionar a los empleados y qué tecnología vas a utilizar para gestionar las comandas, manejar los pedidos online o telefónicos (si los aceptas) y hacer un seguimiento de ventas.

Licencias y permisos

Por supuesto, no puedes dejar de lado las licencias y permisos que necesitas para poder abrir un restaurante.

Algunos son relativos a las medidas de seguridad, la normativa sanitaria, salida de humos, climatización o prevención de riesgos laborales.

Análisis financiero

Este es el momento más incómodo y tedioso del plan de negocio de un restaurante, pero también es el más necesario.

Lo primero que tendrás que reflejar es cuánta inversión inicial vas a necesitar: maquinaria, mobiliario, utillaje, trámites, stock inicial de productos, fondo inicial para gastos de luz, agua y gas, etc.

A continuación, tienes que detallar de dónde va a salir esa inversión: socios, créditos financieros, subvenciones y otros.

También tienes que evaluar los gastos e ingresos del día a día, lo que te permitirá saber la capacidad que tienes para servir menús a diario o solo fines de semana, por ejemplo.

Es decir, tendrás que aventurar cuántos clientes esperas tener al día, cuánto va a gastar cada uno de media y cotejar estos datos con los gastos diarios para estimar el beneficio medio diario.

Con toda esta información podrás hacer una previsión de resultados que te darán la clave para saber la viabilidad de tu restaurante. Por ese motivo aparece en cualquier modelo de plan de negocio de un restaurante.

Análisis DAFO

A modo de conclusión, puedes crear el esquema DAFO donde resumir debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades para sacar adelante el restaurante.

Ejemplo de plan de negocio de un restaurante

Para que entiendas mejor cómo se hacen estos puntos te dejamos aquí el ejemplo de un plan de negocio de un restaurante en cuanto a algunos de estos apartados. También te recomendamos ver el Restaurant Concepts Day de Expofoodservice 2021, que puede aportarte alguna idea para tu proyecto.

El resumen inicial para un restaurante de comida vegana podría empezar así: “La Línea Verde es un restaurante vegano se caracteriza por ofrecer un ambiente acogedor y familiar con precios económicos y platos sencillos…

En cuanto a la presentación, habría que explicar que se pretende ofrecer una alternativa saludable y diferente a las familias de la zona y que, además, dos de los socios ya tienen experiencia en gastronomía vegana.

Después, el estudio de mercado haría hincapié en que no hay ningún restaurante vegano en la zona y describiría las características de la ubicación: tiene parking gratuito cerca, está junto a un parque infantil, hay espacio para un comedor para 80 personas, etcétera.

A continuación, se detallaría que la estrategia de marketing se haría en primer lugar en Instagram, ya que el público objetivo es joven y se mueve en esta red social.

hostelería
Foto: Brooke Cagle / Unsplash.

Respecto a los recursos humanos, se necesitaría un cocinero especializado además de un camarero y una persona encargada de la limpieza.

Y ya en el apartado financiero se podría decir que el dinero proviene de una subvención del ayuntamiento a jóvenes emprendedores que se complementa con un crédito ya aprobado por una entidad bancaria.

Todo esto, por supuesto, mucho más detallado para que tus futuros inversores tengan toda la información que necesitan para tomar una decisión.

Por qué hacer un plan de negocio

Como ya has visto, el plan de negocio de un restaurante te ayuda a ver tu proyecto desde una óptica general para que de un vistazo puedas comprobar su viabilidad y las posibilidades que tiene.

Además, tiene las siguientes ventajas:

  • Sirve de guía para comenzar a trabajar paso a paso en tu restaurante.
  • Ayuda a detectar problemas antes de que se hagan realidad.
  • Es vital para conseguir inversiones.

De hecho, te recomendamos compartir el plan de negocio del restaurante con el resto de miembros del equipo para que comprendan cuáles son los objetivos que tienes con el negocio.

¿Y si no tienes socios y tampoco vas a buscar inversores? ¿Es necesario un plan de negocio de un restaurante en este caso?

Sí, porque como ya hemos explicado más arriba, es una forma de tener una visión completa de tu idea y ver si puede llegar a ser rentable antes de empezar a moverte y a hacer las primeras inversiones.

Por eso, si estás pensando en montar un restaurante, empieza por escribir el plan de negocio antes de nada.

¡Más noticias de gestión en restauración aquí!