El restaurante Barra Alta aterriza en Madrid tras su éxito en Barcelona

El restaurante Barra Alta abrió sus puertas en 2018 en Barcelona, donde se convirtió en una gran referencia gastronómica, llegando a aparecer en la Guía Michelin España y Portugal 2021 y 2022.

Ahora, su concepto aterriza en Madrid, concretamente en el barrio de Salamanca, y repite su fórmula: disfrazar de sencillo algo excepcional.

Barra Alta
Foto: Barra Alta.

Su chef y propietario, Daniel Roca, basa la oferta gastronómica en elaboraciones sencillas, realizada con materia prima de calidad.

El chef elige lo mejor del mercado, como el salmón ahumado con humo natural de piñas piñoneras del Maresme de Carpier, las ostras de Thierry de Huitres Poget de Normandía, los cortes de bellota de Joselito, o los huevos de Cobardes y Gallinas.

Barra Alta ofrece dos menús de degustación

Entre los platos que se pueden disfrutar en Barra Alta están las ostras encevichadas, escabechadas o al natural, el tartar de bogavante, vieira, aguacate y kimchi sobre tostada crujiente de maíz o su ensaladilla rusa con bogavante.

Barra Alta
Foto: Barra Alta.

Entre sus tapas calientes destacan las croquetas de carne rustid ay foie Rougié, o su minibrioche de calamares con mayonesa de ajo escalibado.

Como platos principales resaltan la caldereta de bogavante, con trompetas de la muerte y colmenillas; el gallo de costa estilo thai, que es una fritura con salsas asiáticas, albahaca, menta y coco; y la pluma Joselito, servida poco hecha con chimichurri, patatas y pimientos.

El momento dulce viene de la mano de recetas como su chocolatada con aceite y sal, o el melón osmotizado con vermut, queso crema y menta. El postre estrella que conquista todos los paladares es la tarta de queso, elaborada con cuatro tipos de quesos.

En Barra Alta se puede disfrutar de dos menús de degustación: Madrid o Barcelona. El de Madrid consta de cuatro entrantes a compartir, un plato principal individual y un postre a escoger. El menú Barcelona, por su parte, está pensado para quien prefiera compartir desde el primer hasta el último bocado. Así, está compuesto por siete pases más un postre.

Barra Alta
Foto: Barra Alta.

La decoración y el interiorismo del restaurante también es muy importante en la experiencia que ofrece Barra Alta. Su decoración es elegante, acogedora y también cómoda y divertida.

A la entrada está la barra, pensada para un servicio más desenfadado y donde se puede comer o picar. La sala, por su parte, cuenta con mesas, sillas y sillones que aportan un aire colonial y donde resaltan los tonos azules y grises.

¡Más noticias sobre la actualidad del sector aquí!