El prometedor futuro de los food trucks

por Clara Román Sánchez.

El verano pasado ha sido para muchos el verano de los festivales de música y eventos multitudinarios. Tras dos años de pandemia en los que las concentraciones de personas han estado limitadas, el público general ya tenía ganas de volver a disfrutar de este tipo de actividades lúdicas que reúnen a un gran número de personas en espacios amplios y que cuentan con todo tipo de facilidades.

food truck
Foto: Unsplash.

Diferentes marcas del sector de la restauración han querido estar presentes en este tipo de eventos, tanto para cubrir las necesidades de sus clientes habituales como para darse a conocer a otro tipo de público.

Para garantizar su presencia, muchas de estas enseñas de restauración han apostado por el modelo de negocio de los food trucks (o gastronetas), ya que permiten llevar su oferta a distintos territorios de todo el país sobre ruedas.

Además, al poder ser personalizables, pueden contar con el mismo equipamiento que los locales, garantizando así que el producto sea el mismo. En cuanto a estética, también permiten reflejar la imagen de marca de la cadena, lo que es también una gran ventaja de cara al público.

Para este reportaje especial sobre food trucks y eventos, hemos contado con los testimonios de diferentes marcas que durante este verano han apostado por este formato, que ya lleva tiempo en nuestro sector y ha resurgido con más ganas que nunca tras la pandemia.

Goiko
Food truck Minibestia de Goiko.

Así, representantes de Burger King, Urban Poké, Ricos Tacos, Goiko, Grosso Napoletano y OleMole (perteneciente a Alsea), nos han explicado en detalle qué ha sido lo que les ha motivado a apostar por este modelo de negocio, cuáles son sus ventajas y cómo se ha llevado a cabo la operativa.

¿Por qué unirse al mundo de los food trucks?

Los motivos que han hecho que cadenas con un importante número de locales en nuestro país hayan invertido en diversificar su negocio con food trucks son diversos.

Como primer punto, hay que destacar que las gastronetas dan la oportunidad de las marcas de “estar lo más cerca posible de sus clientes”, según señala Jorge Carvalho, director general de Burger King España y Portugal.

De igual manera, este modelo también permite a las cadenas reforzar su posicionamiento y darse a conocer más allá de sus locales, como es el caso de una de las marcas más recientes de Alsea: OleMole.

Así lo explica Stefano Cutrona, responsable de Desarrollo de Negocios de Alsea Iberia: “Participar en eventos multitudinarios como los festivales de música nos pareció una muy buena oportunidad para darnos a conocer entre el público más joven”.

Grosso Napoletano food truck
Food truck de Grosso Napoletano.

Para enseñas como Grosso Napoletano o Ricos Tacos, dar el paso de apostar por los food trucks ha sido un hecho orgánico y natural, que guarda mucha relación con la filosofía de su concepto.

Así nos lo cuenta María Infante, PR, Events & Communications Manager de Grosso Napoletano: “Nuestro objetivo siempre ha sido democratizar la auténtica pizza napolitana, y teníamos que pensar una fórmula para crear una plataforma con la que pudiéramos llegar a más gente”. De este modo, la gastroneta es un paso más dentro del plan de expansión en el que Grosso se encuentra inmerso en estos momentos.

En cuanto a Ricos Tacos, desde allí lo tienen claro y así nos lo cuenta Carlos Ruiz, el CEO de Mexicana de Franquicias, grupo al que pertenece la enseña: “El food truck es un formato que encaja con nuestro concepto: comida para un público joven que se puede disfrutar con las manos. Además, nos permite llegar a muchos más sitios, darnos a conocer y poder crecer en número de locales”.

Principales retos de los food trucks

Sacar el lado positivo de este modelo de negocio resulta sencillo, porque sus ventajas son numerosas y ha quedado demostrado que al público le gusta poder contar con sus marcas favoritas mientras disfruta de distintos eventos.

Urban poke
Food truck de Urban Poké.

No obstante, para contar con una gastroneta, hace falta cumplir unos requisitos importantes que garanticen que todo funcione a la perfección.

Desde Urban Poké, Pedro Sánchez, director general de la marca, hace hincapié en lo siguiente: “Es imprescindible contar con una buena organización y un sistema de calidad que permita elaborar nuestra oferta en las mismas condiciones de seguridad y calidad”.

Hay que destacar que en los dos eventos que ha participado (Coca Cola Music Experience y Madrid Championship de Crossfit), la marca Urban Poké ha obtenido una facturación de más de 50.000€, llegando a servir más de 3.500 pokés.

No obstante, su director general no duda en afirmar que “el porcentaje de venta no es significativo, ya que el modelo de negocio está en los locales”. Así, el último fin de su food truck no el beneficio económico, sino la visibilidad.

OleMole
Food truck de OleMole (Alsea)

Continuando con lo que supone la venta mediante este formato, Stefano Cutrona, de Alsea, también ha señalado lo siguiente: “Atender al público desde un vehículo, requiere más flexibilidad y agilidad ante cualquier contratiempo que pueda afectarnos, desde los eventos meteorológicos imprevisibles o la caída de la conexión de datafonos…”..

Pese a estos posibles inconvenientes que puedan surgir, el food truck de Alsea ha rodado durante este verano por siete festivales de música distintos repartidos por toda España, donde han podido dar respuesta a las demandas de sus consumidores.

En los food trucks, menos es más

Burger King debutó con su Whopper Truck en el festival Coca Cola Music Experience, y después han estado en otros festivales madrileños, como El Jardín de las Delicias o Madrid Salvaje.

También han estado en el estadio Civitas Metropolitano, en los partidos del Club Atlético de Madrid durante la Liga. Jorge Carvalho afirma que “el Whopper Truck acaba de iniciar su viaje y todavía le queda mucho camino por recorrer”.

Burger King tiene claro que para un food truck “menos es más”, y por eso han reducido su carta en este modelo de negocio con el fin de simplificar la operativa en las cocinas y garantizar la velocidad de servicio y la calidad del producto.

Whopper Truck Burger King
Whopper Truck de Burger King.

Así, en el Whopper Truck Burger King ha trasladado la cocina de sus locales a un camión de 27 m2 en total, que cuenta con la icónica parrilla de la marca y otro tipo de equipamiento como: freidoras y broiler, mesa de preparación con tostadores de pan, retenedor de patatas, PHUs, pilas de lavado, estanterías de almacén en eso y campanas extractoras.

La experiencia que se ofrece desde el Whopper Truck es igual que la de los locales de Burger King y así lo manifiesta Jorge Carvalho: “Somos capaces de ofrecer la misma experiencia porque contamos con el mismo producto de calidad que ya conocen nuestros clientes, la misma cocina que en un restaurante y por supuesto, un equipazo que vive y disfruta de cada evento con un control riguroso de los procedimientos para garantizar que siempre cumplimos nuestros altos estándares de calidad”.

Contar con el mismo equipamiento que en el restaurante

La enseña especializada en pizza napolitana, Grosso Napoletano, también ha reducido a cuatro variedades de pizza y un postre su carta en el food truck. Y, aunque las pizzas sean de un tamaño más reducido, su sabor es exactamente igual que el de sus restaurantes.

Grosso Napoletano food truck
Food truck de Grosso Napoletano.

Así lo explica María Infante, PR, Events & Communications Manager de Grosso Napoletano: “Teníamos que estar seguros de que este formato soportaba los 4 pilares de la marca: misma masa, ingredientes 100% italianos, pizzaoilos napolitanos y horno de leña. Este último fue el más complicado, pero al final conseguimos llevar el mismo horno de nuestros restaurantes al food truck. Necesitábamos también tener una leñera incorporada para garantizar su buen funcionamiento”.

Grosso estrenó este nuevo formato en el Primavera Sound, en Barcelona, y después ha viajado con él por Madrid, Candeleda o Zaragoza. Desde la enseña comentan que para garantizar la presencia del food truck en una ciudad, el requisito es ya debe haber allí un Grosso Napoletano.

“Gracias al plan de expansión, esta premisa será cada vez más fácil y podremos llegar a mucha más gente. ¡Tenemos preparadas grandes sorpresas para nuestro food truck!”, afirma María Infante.

Mismos ingredientes, mismo staff: éxito asegurado

Por su parte, la flota de food trucks de Goiko, a las que ha llamado Las Bestias, han estado rodando todo el verano por diferentes puntos de España, llegando a estar en 20 festivales y también traspasando fronteras y asentándose en París.

Las burgers que salen de Las Bestias están elaboradas con los mismos ingredientes que las de sus locales. A esto se añade que el personal viene de los restaurantes y ha recibido la formación correspondiente, por lo que se garantiza que el producto sea 100% Goiko.

“Las burgers de sus food trucks recuerdan a las Basics By Goiko, nuestro local ubicado en Chueca, que son más adecuadas para este tipo de festivales”, comenta Elisa López, Head of Comms & PR de Goiko.

El equipo de Goiko quiere seguir llevando esta selección de burgers a todo tipo de eventos, no solamente festivales de música, sino también partidos de fútbol, otros eventos o también eventos privados.

Food trucks sin cocina, un formato más sencillo con muy buenos resultados

La enseña Urban Poké también ha tomado la decisión de reducir su oferta a tres pokés predefinidos, que escogieron basándose en los datos de los productos más vendidos en los 20 locales que la marca tiene en España. Así, dos de ellos son las opciones que más demandan los comensales, y la tercera es un poké apto para veganos.

En cuanto a la operativa de su gastroneta, esta está adaptada como si fuera la barra de uno de sus restaurantes y cuenta con el siguiente equipamiento: mesa de frío, campana extractora, arroceras y termos.

Ricos Tacos food truck
Food truck de Ricos Tacos.

En cuanto al food truck de Ricos Tacos, este ha viajado por festivales en la Comunidad de Madrid y Castilla y León, y en su interior no cuenta con una cocina al uso. Así lo explica Carlos Ruiz, el CEO de la enseña: “Nuestro modelo de Ricos Tacos en local no necesita cocina, a diferencia de otras marcas del grupo como La Mordida o Supertaco.

Así, para trabajar necesitamos un micro-regenerador, baño maría, plancha – sándwich, arrocera, refrigerador y congelador”. De esta manera, pese a que han reducido algunas variedades de tacos y burritos, la enseña ha conseguido que todos los platos que salen del food truck sean de la misma calidad que los de sus locales.

Seguir innovando con los food trucks es posible

Cuando hablamos de gastronetas está claro que estamos ante un formato innovador, que ya lleva bastantes años en nuestro país, pero que ahora ha tenido un nuevo renacer.

Dentro de este formato, se continúa innovando con el objetivo de ofrecer a los clientes una experiencia única allá donde estén. En este sentido, cabe resaltar el food truck de la marca OleMole, ya que en este caso se trata de un doble decker bus, el icónico autobús de Londres de dos plantas.

En cuanto a su distribución, Stefano Cutrona, de Alsea Iberia, comenta: “En la planta baja nuestros clientes piden la comida y pagan; y es donde tenemos la cocina, equipada con todos los elementos necesarios para poder llevar a cabo nuestras operaciones, como neveras, congeladores, extracción de humos… Si lo prefieren, los consumidores pueden subir a la planta de arriba, equipada con mesas y bancos, para disfrutar de una experiencia total”.

food truck
Foto: Unsplash.

No cabe duda de que los food trucks han conquistado al público de festivales y eventos, ya que les ha facilitado la vida acercándoles sus productos gastronómicos favoritos. De igual manera, este formato ha traído grandes beneficios a las marcas de restauración, sobre todo en términos de visibilidad.

Así, a modo de conclusión, los representantes de las marcas entrevistadas resaltan las ganas que tienen de seguir desarrollando los food trucks, una línea de negocio a la que todavía le quedan muchos kilómetros por recorrer.

¡Más noticias sobre food trucks aquí!