El precio de la energía, un frenazo para la restauración

por Jorge C. Juárez, fundador y director general de Sighore-ICS.

Estoy leyendo el informe presentado por Hostelería de España (CEHE), publicado en septiembre. En el que se analiza los meses del verano y una perspectiva para el último trimestre del 2022.

Jorge Juárez Sighore
Jorge Juárez, fundador y CEO de Sighore-ICS.

Y la verdad, una de cal y otra de arena. La buena noticia, que la temporada de verano en general ha sido positiva para el sector Horeca. La de cal. ¿Qué va pasar con el coste de la energía? ¿Repercutirá negativamente último trimestre de este año?

Parece que todo nos lleva a la «tormenta perfecta» en este último trimestre. No solo en la hostelería, sino en general a toda la sociedad. ¿Qué pasara? El tiempo nos lo aclarará. Pero la perspectiva no es muy positiva.

Los precios de la energía, superiores en un 50% al año anterior. ¿La guerra? ¿La especulación? ¿La carestía? ¿La subasta de la luz?

Nos dicen que la subida de la luz es por varios factores, como la subida del precio del gas, el aumento de la demanda de los consumidores, el coste de las emisiones por CO2 y la contribución de las renovables en el precio final… Pero nadie nos explica realmente el porqué de esta imparable subida de precios energéticos.

O yo no me entero, o no hay una explicación que podamos entender a pie de calle. Y los mensajes que nos envían los gobiernos y los medios de comunicación no ayudan en absoluto a la tranquilidad.

Repercusión en los resultados

Para muchos restaurantes esta subida energética está repercutiendo negativamente en su cuenta de resultados. Un amigo restaurador con el que me he reunido recientemente me comenta que está teniendo entre un 2 y 4 puntos de repercusión en su cuenta de resultados.

energía
Foto: Anthony Indraus / Unsplash.

Muchos locales han pasado de una factura aproximada de 2.000€ a 5.000€ o más de luz… no tiene una lógica entendible. Muchos pequeños negocios hosteleros se están planteando cerrar, pues no le es rentable seguir trabajando para no ganar nada, que solo ganen los de siempre.

O nuestros gobernantes en política energética lo han hecho muy mal a nivel nacional, europeo e internacional, o algo pasa y creo que los ciudadanos no nos enteramos. ¿Pensaron en buscar suministros alternativos para Europa al gas ruso? ¿Creían que con las energías renovables iba a ser suficiente para tener un suministro asegurado?

¿Por qué se han desdeñado otros tipos de energías tradicionales, que ayudarían a paliar la falta de suministro que se prevé para este invierno? Nos podríamos hacer centenares preguntas de este tipo y no obtendríamos ninguna respuesta real y creíble. Hay que ser un experto en poder descifrar los conceptos de la factura de la luz, y nos digamos cuando nos explican el porqué del precio actual de la luz.

Medidas de ayuda para la energía

Creo que se tendrían que tomar medidas urgentes de ayuda al sector horeca, a la pymes y a las empresas en general. Como unas tarifas especiales de consumo, que les permitan seguir con su actividad.

No se dan cuenta de que sin actividad económica, con cierres empresariales y desazón en general, los ingresos de las administraciones públicas bajarán.

sostenibilidad restaurantes energia
Foto: Shutterstock.

No se crea riqueza, se crea pobreza y miseria. La energía no tiene que ser un bien de lujo, tiene que ser un bien común para toda la sociedad.

Creo que los gobiernos tienen mecanismo y «fondo de armario» para poder gestionar precios más competitivos de la energía. No con subvenciones, si no con políticas reales energéticas a la situación actual. Se necesita una mayor transparencia en el mercado energético. ¿Querrán hacerlo y bajar sus ingresos en impuestos?

Esperemos y tengamos esperanzas de revertir la situación actual. Y poder volver a la ansiada normalidad que teníamos en 2019 y que se haga realidad la frase que dijo en su día Don Miguel de Cervantes: «Confía en el tiempo, suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades».

¡Más artículo de Jorge C. Juárez aquí!