RESTAURACIÓN NEWS

InicioActualidadEl restaurante Le Kañí, del Grupo Don Rompido, llega a Madrid

El restaurante Le Kañí, del Grupo Don Rompido, llega a Madrid

La sofisticación francesa más canalla llega al madrileño barrio de Salamanca gracias a la apertura del restaurante Le Kañí, lo nuevo del Grupo Don Rompido.

Los chefs Álvaro Garcés y José Carlos Fuentes se ponen al frente de este distinguido y rompedor restaurante, que aúna la cocina francesa, la perfección japonesa y el concepto español más auténtico: lo cañí.

Le Kañí es un restaurante transgresor, rompedor y rebelde, que une en los fogones a dos países hermanos, España y Francia, para juntar lo castizo y la elegancia, lo cañí y el savoir faire.

Le Kañí
Foto: Le Kañí.

Este es el tercer proyecto del Grupo Don Rompido, después de su éxito con Don Dimas, la elegante casa de cocina andaluza frente al Retiro, y el restaurante Remedios. Una vez más, el tándem formado por los chefs Garcés y Fuentes está abierto a la fusión de distintos tipos de cocina en Le Kañí, ubicado en la calle Maldonado, 4.

Le Kañí recibe al comensal con una espectacular decoración que aúna la distinción francesa y el legado milenario asiático. Esta idea también se transmite en la carta ya que Asia aporta la técnica, Francia la tendencia de la nouvelle cuisine, y España el concepto de lo auténtico y lo único.

Una carta que sorprende al comensal

La experiencia culinaria comienza con el raw bar, donde destacan el tartar Normandie de ostras, el usuzukuri de gamba roja o el crudo de tarantello. Como entrantes llaman la atención la ensalada de canard a l’orange con foie y pistachos, la coccote de mejillones al estilo thai, o las coquilles Saint-Jaques al curry.

Le Kañí
Bouillabaisse japoinais (lubina, mejillón y tofu). Foto: Le Kañí.

Bajo el nombre de Notre Signature, el restaurante presenta sus platos más significativos. Como el pad thai de langostinos con setas y brotes de la poivre vert, el magret de pato o la quiche de calamar a la beurre blanc.

De la robata, tradicional parrilla japonesa, salen pescados, carnes y verduras con sabor hispano-galo. Por ejemplo, el lagarto ibérico con yuzu, mile, y yaki-niku; el yakitori, brochetas de pollo campero con uni-niku; el atún salvaje con una salsa especial; las ostras grille con mantequilla y trufa negra; el brócoli flamee con tahina y citrón o las aubiergine con miso y sésamo.

Como broche final para el postre, están el pastel borracho con helado de bergamota, el coulant de chocolate con helado de pimienta, o la crème brülée con helado de wasabi.

Le Kañí ofrece también cócteles de autor

Le Kañí
Foto: Le Kañí.

La carta de cócteles es resultado del trabajo de Fabrizio Bevilacqua, ya que ha diseñado nueve cócteles de autor en los que también queda reflejada la fusión franco-nipona, tanto en los nombres como en los ingredientes, y que encierran sabores que mezclan lo floral, lo dulce y lo crítico.

Algunas de estas creaciones son el Frenchpolitan, Le Kañí Mule, el Sakura o el Papillon rouge. La bodega de Le Kañí la componen diversas referencias españolas de blancos, tintos, rosados, espumosos y jereces, además de propuestas internacionales de países como Francia, Italia o Estados Unidos o Japón.

¡Más novedades del sector hostelero aquí!

artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí