La Terraza del Casino, al aire libre

El biestrellado chef Paco Roncero ya ha abierto su terraza, la terraza de La Terraza, la azotea de El Casino. Este espacio solo está disponible en horario vespertino ofreciendo dos menús degustación y los mejores cócteles.

NH Casino de Madrid

“Ahora y siempre” y “Bienvenidos a mi mundo” son las opciones del comensal en la terraza, dos únicos menús para vivir la elegancia del edificio de otra manera, disfrutar con sorpresas vehiculadas por el maître de la casa Alejandro Rodríguez y finalizar al aire libre. La terraza de La Terraza del Casino se vistió para la ocasión a principios de junio, y así lucirá vestida, y con la iluminación justa y necesaria, hasta finales de septiembre. En medio, un mes de agosto cerrado.

02Aparecerán, si se gusta, los hits de Roncero para románticos como el filipino de foie gras; los aromas del bosque o el aceite de olivo milenario, el árbol donde el aceite juega a formas y texturas, y las reinterpretaciones periódicas que el chef aplica a platos de memoria como el gazpacho –ahora en bocata- o el ajoblanco –esta vez en crema helada con dados de melón cantaloup, gel de yuzu, almendra tierna y cubierta de merengue aéreo de melón-. 

Reinterpretaciones y nuevos platos, propuestas que Roncero desarrolla en viajes y en su taller creativo. Es el caso, por ejemplo, de su ensalada césar –la interpretación “ronceriana” de la clásica ensalada llevada a un snack compuesto por una lámina de piel de pollo crujiente, crema de pollo asado, esferas de salsa cesar y acompañado por un bastón de tuétano de lechuga y brotes de rúcula- o el tomate con base de agua translúcida de tomate rosa sobre la que se coloca tomate grosella, quisquillas con su coral, hojas de albahaca limón, gotas de aceite de oliva arbequina y polvo helado de mozzarella.

A mediodía, La Terraza del Casino sigue activa en el salón donde, además de los dos menús degustación, puede optarse por la propuesta más dinámica del chef: un menú ejecutivo, llamado “La Terraza”, compuesto por siete pasos. Tanto éste, como los dos largos, son propuestas dinámicas que pueden variar en ingredientes según cabeza de chef y, en maridaje, según ídem de María José Huertas, la sumiller del restaurante. Los tres demuestran la reinvención de un chef cultivado en el uso adecuado de las técnicas actuales aplicadas al sabor y al perfecto equilibrio de los platos (saludables y ligeros, fáciles de digerir, mediterráneos).