Acuerdo entre KFC y Just Eat para llevar el #pollopollo a domicilio

Restaurante tipo chalet de KFC en Xátiva.
Restaurante tipo chalet de KFC en Xátiva.

KFC y Just Eat han firmado un acuerdo de colaboración gracias al cual los usuarios podrán disfrutar de los productos de la cadena de restauración referente en pollo, realizando sus pedidos a través de la plataforma (web y app) líder del sector de comida a domicilio en España.

Tras una primera fase piloto llevada a cabo el pasado mes de noviembre, en la que las ventas de los restaurantes en los que se testó registraron un notable crecimiento, ambas marcas han formalizado el acuerdo. Como punto de partida, el servicio está disponible en 13 restaurantes en la comunidad de Madrid, dando cobertura al 90% de los códigos postales de la almendra central de la capital, y en los restaurantes de Valencia, Alicante, Santiago de Compostela y Sevilla.

En palabras de Cédric Losdat, director general de KFC Iberia, “estamos orgullosos de poder estar aún más cerca de nuestros consumidores gracias a implementar servicios como este con un colaborador referente en su sector como es Just Eat. En 2017 la compañía ha experimentado un crecimiento histórico en España que, sumado a demandas como el envío a domicilio, demuestran que estamos reforzando el brandloving de la marca”.

“Con la incorporación de KFC a nuestra plataforma buscamos seguir cumpliendo con nuestro objetivo de crear la comunidad de comida más grande del mundo, ofreciendo a nuestros usuarios una experiencia única y una plataforma con la que disfrutar de la experiencia de poder elegir entre más de 60 tipos de comida diferentes cuando y donde quieran”, afirma Jesús Rebollo, Country Manager de Just Eat en España. “Estamos convencidos de que KFC será un gran partner estratégico para alcanzar este objetivo”, concluye.

El acuerdo supone un hito clave para ambas compañías. Para KFC significa la expansión de su oferta más allá de sus restaurantes, mientras que para Just EAT supone la ampliación del listado de restaurantes adheridos a su plataforma (que ya cuenta con más de 7.000) y de los tipos de comida ofertados a sus usuarios (más de 60 en España).

KFC Iberia prevé que en los próximos dos años el 10% de sus ventas provengan del delivery, ya que el pollo recién hecho mantiene a la perfección la calidad durante el transporte. Por tanto, el objetivo de la compañía a corto plazo es ampliar progresivamente las áreas geográficas en las que prestar este servicio. Un paso más en la consolidación de su ambicioso plan de expansión en el que contemplan incluir el envío a domicilio como parte de los propios servicios de sus restaurantes.