Alta cocina a precios populares

Gambas con panceta, croqueta hot dog, empanada de albóndigas suecas, pastel de salmón… La primera fase del lanzamiento de las Tapas Suecas OLË de IKEA sorprenderá, sin duda, a los clientes de cualquiera de las once tiendas que el gigante nórdico tiene actualmente en España. Y es que, con esta iniciativa, IKEA trata de fusionar lo mejor de la cocina sueca y la española para, de esta forma, mejorar la experiencia gastronómica de los consumidores que visitan el restaurante de sus establecimientos (más de 20 millones de personas durante 2008). Para ello, nada mejor que elegir algo tan español como la tapa y reinventarla con ingredientes típicamente suecos como el salmón, el arenque, la gamba o la albóndiga. “Con este proyecto, IKEA logra democratizar la alta cocina ofreciendo un producto de calidad con un cuidado diseño y elaboración a precios de la mayoría. En definitiva, alta cocina a pecios para todos”, afirma Luis García, responsable del área de restauración de IKEA en España.
El artífice de esta original fusión entre ambas gastronomías es Paco Roncero, uno de los chefs españoles más reconocidos del panorama actual y experto en tapas. El discípulo más aventajado de Ferrán Adriá ha colaborado con IKEA para hacer posible el lanzamiento de este proyecto que continuará con la adhesión de nuevas variedades de Tapas Suecas a lo largo del año. Para esta primera fase, se han presentado una gran variedad de tapas frías y calientes, entre las que destaca la croqueta hot dog: elaborada a partir de los ingredientes del popular perrito caliente del bistró de IKEA, la empanada de albóndigas suecas, la de gambas con panceta, el pastel del salmón, el rösti de patata o la leche frita. Otros ingredientes que sorprenderán a los visitantes en su fusión con elementos españoles serán el salmón marinado, la crema sueca de queso, los arenques, el eneldo o el cebollino, la mayoría de ellos procedentes de la tienda de productos suecos de IKEA. Las Tapas Suecas OLË se pueden saborear en el restaurante a un precio muy popular: 0,50 céntimos de euro.
El proyecto Tapas Suecas responde a la filosofía general de la firma ya que, como en el caso de los muebles y accesorios que comercializa, se trata de ofrecer un producto de diseño a precios asequibles. De este modo, todos los visitantes de las tiendas de IKEA pueden enriquecer su visita degustando este nuevo producto, disponible después de las 17:00 en los restaurantes de las once tiendas españolas.

Restauración en IKEA
IKEA cuenta en todos sus centros con un restaurante que propicia el descanso de los consumidores en su jornada de compras, un receso que pretende mejorar la experiencia de compra en IKEA, cumpliendo varios objetivos. Por una parte, les permite alargar su estancia en la tienda y elegir los artículos de forma más relajada y satisfactoria. Al mismo tiempo, tienen ocasión de disfrutar de los platos típicos suecos, lo que fortalece la identidad sueca de la firma y su imagen de marca.
El restaurante, en el que se presta especial atención a las necesidades de las familias y los niños (menús especiales, asientos infantiles, cubiertos y vajilla, zona oasis bebé, áreas de juego…) es sólo una de las tres opciones de restauración posibles en IKEA. Y es que, a la salida de los establecimientos, el visitante puede acudir al bistro, que ofrece una solución de restauración rápida y sencilla, en la que tomar algo antes de cargar las compras en el coche y regresar a casa. Sin duda, en este espacio diáfano y funcional brillan con luz propia sus famosos perritos calientes a los que pocos pueden resistirse. Por último, al lado del bistro se encuentra la tienda de productos típicos suecos pensada para que el comprador pueda disfrutar en casa de las recetas que ha tenido ocasión de probar en el restaurante, así como adquirir otros ingredientes propios de la gastronomía sueca. La oferta de productos se renueva constantemente con la adhesión de nuevos artículos en función de la estación del año. Y siempre a precios populares.
En cifras, el resultado de las opciones de restauración de IKEA en todo el mundo son más que satisfactorios. A lo largo de 2008, más de 20 millones de personas pasaron por los restaurantes de la conocida firma sueca. Como resultado, IKEA vendió más de 8 millones de sus populares albóndigas y 5 millones de perritos calientes.