AMED identifica los establecimientos hosteleros que profesan la dieta mediterránea

Con este claro objetivo nació el proyecto AMED, siglas que identifican aquellos comedores y establecimientos que cumplen con una serie de criterios marcados por estos organismos, es decir, que son promotores de la alimentación mediterránea. Carmen Clapés, coordinadora de Proyectos de la Fundación Dieta Mediterránea, es una de las personas encargadas de éste en concreto.

¿Cuándo y por qué se impulsa AMED?
Este proyecto -que se inició en 2007 con una prueba piloto en quince establecimientos de Granollers (Barcelona)-, tiene como objetivo mantener y fomentar el consumo de alimentos y preparaciones saludables propios del área mediterránea en el ámbito de la restauración colectiva. El cliente de un establecimiento AMED dispondrá de una oferta gastronómica propia de la alimentación mediterránea, a un precio en la línea de los habituales del establecimiento. Obtener la acreditación AMED es fácil y gratuito. Y el por qué se impulsa, lo explican tres premisas: la alimentación y la actividad física inciden en la salud de las personas; el sector de la restauración es cada vez más importante en el modelo alimentario actual; y el patrón alimentario del mediterráneo está considerado como una de las propuestas de alimentación más saludables.

¿Cómo se ha desarrollado hasta ahora Amed y cuáles han sido los primeros resultados?
Desde su inicio el proyecto ha tenido un gran éxito y acogida en el ámbito de la restauración colectiva, y después de la prueba piloto en Granollers, estamos realizado la expansión por toda Cataluña. Actualmente hay más de 160 establecimientos ya acreditados. Tenemos ya tres cadenas de restauración adheridas y siete caterings. Y seguimos avanzando.

¿Cómo se ponen en contacto con los restauradores para que participen en este proyecto? ¿Les ofrecen formación?
La Fundación realiza visitas a los distintos establecimientos y también a través de los Ayuntamientos de cada uno de los distintos municipios. Toda la información del proyecto está en la web www.amed.cat. En ella hay un apartado exclusivo para el restaurador, donde dispone de toda la información de actualidad que pueda ser de su interés y, además, realizamos diferentes jornadas de formación.

¿En la hostelería y la restauración española, se impone la dieta mediterránea o comemos mal?
El sector de la hostelería y de la restauración tiene mucha importancia en el modelo alimentario actual de nuestra sociedad, fruto de que hay una tendencia creciente a comer fuera de casa. Algunos datos apuntan a que, especialmente en las grandes ciudades, aproximadamente un tercio de los españoles comen fuera de casa por motivos laborales. Y todo ello en un contexto donde la mitad de la población española tiene exceso de peso (SEEDO) y el patrón de la dieta mediterránea está perdiendo terreno. Según las Encuestas de Consumo del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino en España, se ha vivido un fenómeno de alejamiento de la adhesión a la dieta mediterránea tanto en el sector familiar como en el sector de hostelería y restauración durante las últimas décadas. Sin embargo, a partir de inicios de siglo, la tendencia parece haberse estabilizado. Actualmente, el consumidor es cada vez más consciente de la importancia de los aspectos relacionados con la salud y la seguridad alimentaria y precisamente, por eso, sabe apreciar el esfuerzo que el restaurador realiza para facilitar una oferta gastronómica variada, saludable y mediterránea. Y si a todo ello le añadimos el placer de una buena comida, agradablemente servidos en un restaurante. ¡Mejor que mejor! JM.M.