AmRest, promesas del Este

De este modo, desde que comenzase su andadura empresarial en 1993, ha llovido mucho. A través de la entrada en España, AmRest consolidaría su posición como el grupo más grande en lo que a restauración se refiere en los países del Este que, además, mantiene negocios en mercados bastante lejanos –tanto en distancia física como de tipo de mercado- al suyo natural. España se uniría a EEUU, emplazamiento donde la compañía ya cuenta con varios locales, aparte de en su Polonia de origen, la República Checa o Rusia, donde posee franquicias de marcas tan conocidas como Pizza Hut, KFC, Starbucks Coffee, Aplebee’s… así como acuerdos de joint venture con algunas de las matrices de estas marcas. AmRest opera más de 460 locales del segmento del servicio rápido y el casual y da empleo a unas 18.000 personas y podría pagar unos 205 millones de euros por Restauravia, unas 8,5 veces su ebitda.

Crear sabor
Así, según reza la estrategia del grupo, la mejor baza de la compañía es hacer que el negocio crezca a base de ‘crear sabor’ a precios razonables. Esa es la parte bucólica, la pragmática se apoya en la premisa de crecer a base de adquisiciones y operaciones estratégicas que lograron que a lo largo del tercer trimestre del año pasado, las cifras de ventas se incrementasen en 50 millones de euros, mientras que el beneficio crecía un 20%.

De hecho, según el informe de resultados de la compañía, correspondiente a ese periodo de tiempo, todos sus negocios crecieron, especialmente la rama enclavada en Rusia, con lo que los planes apuntaban a cerrar el ejercicio habiendo inaugurado unos 45 nuevos restaurantes, lo que posibilitaría muy mucho el objetivo de llegar a los cien nuevos locales a lo largo de este año. Una cifra que se excederá, si se lleva a buen término la operación de Restauravia en España, donde esta compañía es el quinto operador de restauración con unos 130 locales. El proyecto de Colorado –los negocios de AmRest en EEUU- también obtuvo buenos resultados con un crecimiento que se situó por encima de los dos dígitos.

En resumen, las ventas consolidadas de la compañía, en Europa crecieron un 7,3%, mientras que en EEUU, lo hicieron un 8,4%. En el Viejo Continente, fue Rusia la que ‘tiró’ de los resultados, con un crecimiento de las ventas del 13,8%, mientras que Polonia y la República Checa crecían del orden del 6,7% y el 4,5% respectivamente. Los buenos resultados rusos llegaban gracias a la implantación de las marcas Pizza Hut y KFC en ese país. J Isabel Cano