Anecpla destaca la necesidad de formación del sector en lo referente a plagas hoteleras

La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (Anecpla), aconseja al sector hotelero realizar tareas de prevención en las diferentes estancias de sus establecimientos que eviten posibles problemas de plagas, que pueden llegar a ocasionar hasta el cierre del local.

Las plagas son uno de los riesgos más temidos por el sector por distintos y contundentes motivos que van desde, en primer lugar, a las consecuencias directas sobre la salud de sus clientes, hasta las consiguientes pérdidas económicas y los perjuicios en la imagen del establecimiento que pueden llegar a ocasionar.

20161006_chincheLas plagas más frecuentes en este sector son las cucarachas, los roedores, las chinches de cama, los insectos voladores o la legionella, vectores transmisores de enfermedades como la Salmonella, Listeria, Toxoplasmosis, E. Coli, legionelosis, etc. De todas estas especies, las más peligrosas son las ratas, debido a las condiciones insalubres en las que viven, mientras que las más comunes y temidas son en realidad las cucarachas. Y es que estas últimas poseen una gran facilidad para meterse entre tuberías, grietas, puertas, etc. y, llegado un punto de reproducción, son realmente difíciles de controlar.

Por ello, Anecpla recomienda al sector realizar labores de mantenimiento y prevención que eviten llegar a este punto crítico, y que ahorrarán importantes gastos económicos a los hoteles. Esto y, además, responsabilizarse de la formación de su personal a través de centros especializados en sanidad ambiental y control de plagas como CEDESAM, con el objetivo de que los propios empleados adquieran las herramientas necesarias para identificar y actuar consecuentemente frente a la proliferación de todas estas especies.

En este sentido, la asociación recuerda que no es necesario el cierre temporal del establecimiento para llevar a cabo estas tareas de mantenimiento por cuanto que el uso de tratamientos químicos no solo se realiza a día de hoy como último recurso en caso excepcionales, sino que además este tipo de productos químicos están muy limitados debido a las múltiples restricciones impuestas por la Unión Europea.

Los métodos alternativos al uso de químicos son muy diversos y van desde trampas lumínicas hasta los tratamientos con frío o calor pasando por las tradicionales trampas. En cualquier caso, los profesionales del sector tienden siempre en primera instancia a controlar el ciclo biológico de la especie a tratar. Un modus operandi que no solo asegura las medidas de salud adecuadas, sino que garantiza un óptimo resultado a largo plazo.

Por estos motivos, Anecpla insiste en la importancia de contratar a profesionales competentes convenientemente inscritos en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas que además cuenten con un equipo técnico que posea las certificaciones profesionales oportunas. Y, por supuesto, que los productos empleados estén convenientemente autorizados por el Ministerio de Sanidad.

 

Formación para personal de establecimientos hoteleros

Anecpla, a través de su centro de formación especializada en sanidad ambiental y control de plagas, CEDESAM, ofrece cursos y seminarios específicos al respecto para que los camareros y empleados de cafetería de un hotel puedan identificar los riesgos para su actividad y adoptar medidas preventivas en consecuencia. En caso de no hacerlo y no cogerlo a tiempo, las consecuencias para los establecimientos pueden ser graves.

Los cursos de CEDESAM se imparten en diferentes modalidades: presenciales, online o mixtos en aulas altamente equipadas y profesionalizadas.

El catálogo de cursos específicos para el sector que imparte CEDESAM contempla:

 

  • Medidas de prevención y detección de plagas en instalaciones hoteleras
  • Mantenimiento higiénico sanitario de instalaciones con riesgo de Legionella
  • Renovación del certificado del curso de Legionella
  • APPCC – Análisis de peligros y control de puntos críticos