Aramark invierte más de dos millones de euros en una cocina central en línea fría en Aragón

Las instalaciones han supuesto una inversión, entre obra civil y equipamiento, de más de dos millones de euros y cuenta con 24 trabajadores. Desde esta cocina central, la cuarta de que la firma posee en España, se elabora el menú diario para 5.500 comensales repartidos en un centenar de colegios de toda la región, si bien sus responsables aspiran a que, cuando esté e pleno rendimiento, ofrezca servicio a 15.000 personas diariamente, también en otras comunidades.

De momento, el servicio está centrado en el segmento educativo, tras haberse adjudicado recientemente cincuenta centros en un concurso del Gobierno de Aragón, pero sus responsables declaran estar abiertos a cualquier posibilidad que haya para crecer, con la mirada puesta, sobre todo, en centros de salud.

Actualmente, desde esta cocina central se está trabajando con caducidades de seis días y tres repartos por semana pero, según Alberto Arranz, director de cocinas centrales de Aramark, “Estamos trabajando en un proyecto de pasteurización, con caducidad para 21 días, que estará terminado para finales de año (…) Esto nos dará mayor flexibilidad”.

Aramark está presente en Aragón desde 1985 con un equipo de más de un millar de personas, entre cocineros, monitores y trabajadores del departamento logístico. En esta Comunidad ha alcanzado una cuota de mercado del 36%, con un 70% del volumen de negocio atribuido a centros escolares. En España, la compañía facturó el pasado ejercicio 132 millones de eruos y prevé cerrar el presente con un incremento del 8% sobre esta cifra.