El bar Kobika de Durango gana el Campeonato de Pintxos Amstel Oro de Bizkaia

Iñigo Kortabitarte del bar Kobika de Durango, ganador del certamen.
Iñigo Kortabitarte del bar Kobika de Durango, ganador del certamen.

Tras la gran final del Campeonato de Pintxos Amstel Oro de Bizkaia celebrada el pasado sábado en Vista Alegre (Bilbao), Íñigo Kortabitarte del bar Kobika (Durango) se ha alzado con la Txapela de ganador con su pintxo “Rulo de Lumagorri con hongos”. Jose Manuel Rodriguez del bar Mendiola (Ermua) con “Arco iris”, en segunda posición, y en tercera posición, Iván Siles del bar Gure Toki (Bilbao) con “Pastrami de sardina y chipotle”.

El pintxo campeón, “Rulo de Lumagorri con hongos” de Kobika (Durango) es un rulo elaborado con pollo Lumagorri macerado en aceite de albahaca con soja y miel de trufa y cubierto con crema de hongos, que tiene como base la propia piel crujiente del pollo. El segundo premio, “Arco iris” de Mendiola (Ermua) es un cono de alga nori con relleno de trucha y huevas de trucha. Por su parte el tercer clasificado, “Bocadillo de pastrami, sardina y chipotle” del bar Gure Toki (Bilbao) es un mini sándwich con pastrami (ternera marinada y cocida al vapor), sardina a la brasa y sardina marinada, pepinillo y cebolla roja, aliñado con mojo verde de cilantro con albahaca-lima y mojo rojo con chile chipotle.

Con su colaboración, Amstel Oro reafirma su compromiso con la gastronomía de Euskadi y muy especialmente con la cultura del pintxo con la que está estrechamente ligada, llevando de nuevo esta cita a Bilbao. Cerca de 40 participantes, representando a Bilbao, Durango, Ermua, Munguía o Gernika, entre otras localidades de Bizkaia, compitieron en formato showcooking en dos sesiones clasificatorias el viernes 24 por la tarde y el sábado 25 por la mañana, y en la gran final del sábado por la tarde, luchando por alzarse con el premio de Pintxo de Oro 2017.

El jurado, formado por profesionales de prestigio en el mundo de la gastronomía, entre los que destacan Íñigo Elorriaga y Javier Gartzia, del Boroa Jatetxea (Amorebieta) con una estrella Michelín, y chefs con largo recorrido en competiciones de pintxos, tuvieron en cuenta distintos criterios como el sabor, la originalidad y presentación de los pintxos para determinar al ganador, así como el interés en la carta de un restaurante, ya que el pintxo ganador formará parte de la carta del restaurante creador durante todo un año.

Javier Gartzia presidió la ronda final del jurado, acompañado por Mika Pop, del Bar Gran Sol (Hondarribia), campeón en 2010, 2013 y 2017 del Campeonato de Pintxos Amstel Oro de Euskal Herria; Miguel Espinosa del restaurante El Albergue (Calahorra), campeón de Pintxos de La Rioja en 2005 y 2007; Joxean Calvo, del bar Zeruko (Donostia – San Sebastián), campeón de Gipuzkoa de Pintxos en 2010 y Pascal Etcheverria, del restaurante O’Pintxos (Saint Juan de Luz), finalista en el Concurso Internacional de Pintxos de Valladolid 2017.