Beatriz Portabella, arquitecto-interiorista “En interiorismo cogerá mucha fuerza todo lo sostenible”

Entre manos ya está trabajando en unos corners para venta de pan en Madrid y también para

una nueva cadena de panadería en Canarias.

Pero su trayectoria va más allá del pan. La crisis la forzó a apartar la arquitectura (sector del que provenía) y desviar su actividad hacia el interiorismo; y el resultado no ha podido ser mejor. Beatriz Portabella no sólo trabaja en solitario, sino en colaboración con otros profesionales, como la interiorista Georgina Pericot. Esa capacidad de trabajo en equipo la ha llevado a culminar trabajos tan espectaculares como el del restaurante La Burg, Sandwichez o El Filete Ruso, todos en Barcelona.

Aunque también ha trabajado en el interiorismo de restaurantes, podemos decir que es una experta en la imagen de los despachos de pan ¿Cómo ha evolucionado la arquitectura interior de las panaderías en los últimos años? ¿Qué se busca con su interiorismo?
Actualmente son mucho más cálidas. Se ha pasado de la panadería de barrio sin personalidad

y algo recargadas, a buscar la esencia del pan en su ambiente. Igual que el producto vuelve a sus orígenes y a ser artesano, el diseño busca también este ambiente “original” (de sus inicios) y rememorar lo que eran los antiguos obradores de pan. Se ha dejado atrás los materiales sintéticos, sofisticados y minimalistas. El pan es algo artesanal y se buscan materiales naturales que nos lo recuerden.

¿Cuál ha sido el proyecto que más le ha “llenado” como arquitecto y por qué?
Me llenan todos aquellos proyectos de arquitectura que van a ser vividos.

En definitiva, el arquitecto está para crear espacios que van a ser utilizados y servidos por otra gente. Tenemos que hacer arquitectura habitable. En mi época en el AMB, todos aquellos proyectos de espacio público, por ejemplo, La Plaza San Ramón, una plaza en Cerdañola del Vallés. Satisface y emociona ver cómo algo que has creado se disfruta, se vive y tiene la posibilidad de transformarse por el propio uso y paso

del tiempo.

¿Qué elementos marcan su obra o la diferencian?
Aunque intento huir de lo extremadamente simple, tenemos una escuela y tradición muy reciente que siempre aparece. Más que de elementos palpables yo hablaría de características. La simplicidad, el orden, la claridad, la calidez. Ambientes cómodos y confortables y con mucha atención en el detalle. Me gusta utilizar todos aquellos materiales que provienen de la naturaleza, y evito materiales sintéticos que envejecen mal. Los materiales deben permitirse envejecer, y ésta es una característica de los materiales naturales y tradicionales. Hay muchos que no admiten el paso del tiempo y esto es un problema.

¿Qué materiales cree que están de moda o se pondrán de moda en el interiorismo de locales de restauración?
Ya llevamos unos años en los que está de moda todo lo antiguo, lo recuperado, lo Vintage. Ahora ya toca cambiar… Cogerá fuerza lo sostenible. Estamos ante muchos materiales recuperados… pero que van a aparecer como reinventados y reciclados. Nuevos usos con materiales reciclados y cada vez son más los

diseñadores que trabajan de esta manera. Y como siempre conviven varias tendencias también parece que vamos hacia más sofisticación, más colorido y se va a dar paso a otras tradiciones y otros mundos.

¿Cree, entonces, que la sostenibilidad es un punto importante en el interiorismo actualmente y que lo será en el futuro?
Actualmente pocos interioristas tienen en cuenta la sostenibilidad. Está mucho más interiorizada en la arquitectura que en el interiorismo. Es evidente que cada vez será más importante en el interiorismo. Hay un problema de coste, pero con imaginación, y tiempo, tenemos muchos recursos para conseguir diseños interiores mucho más sostenibles. Debemos pensar en diseños sostenibles desde el principio del proceso. Tanto en el diseño formal de programa como en la elección de materiales y los sistemas de energía. Existen muchos modos de ahorrar y ser sostenibles (mobiliario, iluminación, energías…)

Se habla de una arquitectura ecológica y sostenible ¿qué entiende usted por este concepto y la aplica en sus proyectos?
Para empezar a hablar

de arquitectura sostenible lo primero es ser respetuosos con el entorno y con el medio. Para mí una buena arquitectura sostenible es la que no necesita de las energías artificiales para ser habitable. Un buen diseño de arquitectura sostenible empieza desde el inicio: desde la elección del lugar y el diseño formal que hace el arquitecto que puede favorecer enormemente en el aprovechamiento de los recursos naturales. Por ejemplo: elegir una buena orientación, la forma del edificio, los huecos, las ventilaciones cruzadas, las pérgolas para protegernos del sol en verano y aprovecharlo en invierno, materiales con inercia térmica… Los edificios deben funcionar energéticamente por sí solos. Solo tenemos que copiar y conocer la arquitectura tradicional para hacer edificios sostenibles. Y después podemos mejorarlo con todas las técnicas de energías renovables y sostenibles que hay actualmente. JIsabel Acevedo

1 COMENTARIO

  1. Aclaración:

    Los restaurantes La Burg, Sandwichez y El Filete Ruso son proyectos realizados exclusivamente por la interiorista Georgina Pericot, con anterioridad y/o independencia a los proyectos fruto de la colaboración con Beatriz Portabella.
    Por consiguiente, la información de este articulo es errónea y 3 de las 5 fotografías publicadas no se corresponden a proyectos de Bea Portabella.