Boldini, una nueva marca de helado gourmet en cápsulas

Boldini es la nueva marca de helado gourmet en cápsulas por los propietarios de O Mamma Mia.
Boldini es la nueva marca de helado gourmet en cápsulas por los propietarios de O Mamma Mia.

El pasado mes de agosto, de la mano de los propietarios de O Mamma Mia, abrió en el centro de Málaga Boldini, un nuevo concepto de heladería gourmet llamado a revolucionar el sector.

El concepto se basa en dos pilares, un helado gourmet saludable elaborado con productos de alta calidad como frutas seleccionadas, chocolate, miel, café, vinos dulces, frutos secos escogidos, sin aditivos ni colorantes, y en una tecnología disruptiva, ya que los helados se sirven en cápsulas similares a la de una conocida marca de café y se preparan al momento en una máquina de desarrollo propio. El resultado son unos helados preparados al momento sin azúcar, sin grasas, veganos y con una alta cantidad de fibra.

Este proyecto surge, como nos recuerdan desde O Mamma Mia, de la amistad de dos vecinos de Málaga: “José Martín, un heladero de larga experiencia, obsesionado con mejorar la calidad, y Javier Herrero, un vecino que probaba sus nuevas recetas con verdadero asombro. Su curiosidad, su afán de mejora del producto, su constancia, su ingenio y un plan de negocio bien armado hicieron el resto”.

A este plan de negocio se llega tras muchos años de investigación, desarrollo e inversión de los socios para llegar a una tecnología totalmente desarrollada por Boldini, “tan disruptiva que cambiará para siempre la forma de consumir helado en el hogar”.

El proceso de producción de las recetas de Boldini es sencillo. El helado se fabrica con ingredientes naturales de la máxima calidad, se mete en cápsulas y se congelan para que lleguen a las tiendas listas para servir. La idea del proyecto es que estos puntos de venta se transformen en embajadas que sirvan para dar a conocer al consumidor un producto y una tecnología que puede llegar a los hogares. “Nuestros locales son puntos de encuentro entre Boldini y nuestros potenciales clientes, donde esperamos generar una relación especial con ellos, una comunicación en ambos sentidos que nos permita mejorar nuestro producto y generar la confianza necesaria para que el cliente lleve en un futuro nuestras cápsulas de helado y poner a la venta máquinas para el mercado doméstico”.

La primera planta de producción de Boldini se encuentra en Málaga y tiene capacidad para elaborar 5 millones de cápsulas anuales. “El proceso es muy simple y muy complejo a la vez”, explican desde Boldini, “y forma parte de una tecnología que nos permite hacer helados de una textura y sabores deliciosos que a la vez son sanos y naturales, sin azúcar, veganos, ricos en fibra y sin grasas. Un producto que jamás se ha fabricado a nivel industrial”.

En los próximos meses, y usando la mismos principios y tecnología que los helados, Boldini lanzará una selección de batidos y smoothies especialmente dirigida a los amantes de los alimentos sanos, naturales y saludables, a la que en un futuro seguirán una selección de bombones de chocolate y turrón.

Los responsables de la enseña consideran que su propuesta es tan novedosa que se refieren a su primera apertura en términos de lanzamiento a nivel mundial. Su plan de expansión consiste en dar a conocer el helado a través de la apertura de tiendas propias en las principales ciudades españolas para después lanzarse al crecimiento en la Unión Europea. La entrega de cápsulas a domicilio forma parte de una fase posterior.

En cuanto al momento elegido para lanzar su proyecto, en mitad de la pandemia, los responsables de Boldini recuerdan que al ser una startup, se trata de una organización muy positiva y resiliente. “Para los socios y los miembros de su equipo directivo las dificultades que plantea el Covid- 19 solo han servido para allanar el camino de la apertura de nuestra primera tienda en Málaga (Puerta del Mar, 10), un edificio de cinco plantas consagrado por entero al helado gourmet”. Y es que, como recuerdan desde una perspectiva positivista, “la pandemia ha facilitado que ciertos locales comerciales, inaccesibles hace unos meses, sean ahora asequibles”.