Brasayleña compra los restaurantes franquiciados de la marca en Barcelona

Brasayleñaa prevé abrir cinco restaurantes en 2020.
Brasayleñaa prevé abrir cinco restaurantes en 2020.

La cadena Brasayleña ha adquirido sus restaurantes franquiciados de Barcelona, ubicados en los centros comerciales La Maquinista, Gran Vía 2 y Mataró Park. 

La compañía ha anunciado también que hará una inversión de 6 millones de euros para adecuar la imagen de estos tres locales al diseño actual de la cadena y a la apertura de 9 restaurantes propios más en Cataluña en los próximos tres años.

En cuanto a la facturación global de la compañía, Brasayleña rozó en 2019 los 26 millones de euros, un 5% más de la cifra alcanzada en 2018, y logró una cifra de 1.600.000 clientes en el año.

“La mejora del consumo fuera del hogar, la contención de precios de la compañía, y la llegada a algunos de los grandes centros comerciales del país, como por ejemplo la entrada en Lagoh, de Palmas Altas en Sevilla, ha ayudado a alcanzar estas cifras al cierre del año”, ha afirmado Emilio Lefort, director de Expansión, Franquicias y RRI.

El Plan Estratégico de la compañía para 2020 tiene como uno de sus objetivos prioritarios crecer desde los 27 restaurantes actuales a los 32. Para ello, una de las iniciativas puestas en marcha en 2019 ha sido crear una nueva imagen e interiorismo que ha permitido ajustar la inversión necesaria para abrir un local. Por su parte, la recuperación de la inversión es de tres años de media, y la facturación media por establecimiento de un millón €/año

Brasayleña mantiene su objetivo de expansión mixto, combinando los establecimientos propios con los franquiciados. Su estrategia se centra en establecer nuevos restaurantes en los principales centros comerciales y grandes zonas de ocio de poblaciones con más de 100.000 habitantes y con especial interés por todo el arco mediterráneo.