Brotes estivales

La fuente de información que lleva a los camiones de los distribuidores de alimentación y bebidas de nuestros hoteles vacacionales a moverse sin cesar y a que nuestros restaurantes ordenen más pedidos a sus proveedores, y parezca como si nada hubiera pasado.

Pero ¿qué sucederá cuando esos brotes verdes vestidos de turistas regresen a sus orígenes? ¿Habrán trabajado los policy makers del gobierno de España y sus colegas de las comunidades autónomas para que, como en otros sectores, los hosteleros más allá de la inicial ayuda, ampliada después, dispongan de quinientos euros para la compra de un abatidor de temperatura? ¿o de doscientos para disponer de un APPCC como dios manda? ¿Quizá de 150 para una TPV con dos juegos de comanderos?
¿Habrán creado un clima tan solidario como para que algún fabricante, como está sucediendo en Francia, se comprometa a no mover sus precios durante 3 ó 6 meses, según familia de productos, para que la hostelería pueda cumplir sus compromisos ante la sociedad, como consecuencia de haber obtenido una sustanciosa rebaja en el tipo de IVA?
Cuando llegue septiembre, se lo contaremos. Mientras tanto, le ofrecemos una completa crónica de EXPO Foodservice 2009, un evento de eventos donde la profesión le ha podido tomar el pulso a la situación económica; esperando que, efectivamente, lleguen los brotes… en autocar.