Buga Restobar, sorpresa para los amantes de la carne en Rivas

Buga Restobar es la nueva sorpresa de Rivas (Madrid) para los más carnívoros. El local de 250 metros cuadrados cuenta con dos plantas y dos terrazas con capacidad para 130 comensales.

Con una cuidada decoración industrial esta neotaberna ofrece una carta repleta de platillos que sorprenden al comensal tanto por su sutil y original presentación como por su sabor, y que recuerdan a la oferta gastronómica de la capital. “Es un restaurante que podrías encontrarte en el centro perfectamente, con una decoración moderna y acogedora, una buena relación calidad precio y una propuesta de platos amplia pero cuidada”, comenta Esteban Pérez, su principal responsable.

No faltan como entrantes los huevos fritos, en este caso trufados y acompañados de foie, ni el tartar de vacuno, ni el ceviche hecho con el pescado del día. Sorprenden también las croquetas de maíz, el gazpacho de tomates verdes y melocotón o el wantón frito de cerdo. Tampoco faltan las versátiles ensaladas que ponen el toque perfecto para acompañar la comida, ni las míticas hamburguesas (incluidas una versión vegana y otra de pescado) que ya están entre las favoritas de los asiduos a Buga.

Pero, sin duda, lo que hace diferente a Buga Restobar son las brasas con carnes de La Finca. Magníficos cortes como el T-Bone, el Tomahawk o la chuleta de vaca que aquí sirven acompañados de patatas fritas, boniato o ensalada. Y, por supuesto, como en las mejores parrillas, con opciones de verdura y pescado. Mención especial a los mejillones de roca a la brasa Bloody Mary.

Los postres y la carta de vinos complementan la oferta culinaria con buenas referencias y precios para todos los gustos.