Burger King inaugura un restaurante ‘eco-friendly’ en la Comunidad de Madrid

Burger King reafirma su compromiso con el medioambiente a través de la apertura de un nuevo restaurante con formato ‘free standing’ en la localidad madrileña de Brunete. Ante un cliente cada vez más exigente y concienciado con la importancia de preservar el entorno -casi un 73% de los españoles lo considera necesario-, la cadena ha abogado por adaptarse a las nuevas tendencias de consumo. Y, para ello, ha incorporado a su establecimiento novedosos sistemas, diseños y materiales sostenibles.

burger king brunete
Nuevo restaurante Burger King en Brunete.

Este proyecto, que supone una transformación del concepto de restaurante de Burger King, cuenta con cargadores eléctricos para coches en el parking -contratados con Vestel-, una estación de reciclaje, iluminación LED, sistema de control de climatización domótica, control de iluminación exterior por fotocélulas o vidrios con filtro solar, entre otros. Así, la marca busca reducir su consumo energético y garantizar el buen uso de los recursos naturales.

En línea con el carácter sostenible del establecimiento, la compañía ha recurrido a la energía verde suministrada por Iberdrola como fuente de abastecimiento, que procede en un 100% de energías renovables. Además, con LG como socio, hace uso de la aerotermia, una tecnología limpia que extrae hasta un 77% de la energía del aire para refrigerar en verano y producir calefacción y agua potable caliente en invierno.

Diseño transparente y horizontal

En cuanto a su construcción, su nuevo local presenta diversas novedades. Una de ellas es que el establecimiento de Brunete será el primer Burger King en territorio europeo con un diseño Pavilion, transparente y horizontal. Además, cuenta con un área acristalada de cocina, con una zona de vegetales, que permite al cliente ver cómo se preparan sus productos, desde la clásica carne hasta los productos frescos como tomates o lechugas. En su exterior, y con el objetivo de reducir el impacto visual, su fachada muestra una estética característica, y sus materiales ostentan el certificado VERDE (Valoración de Eficiencia de Referencia de Edificios).

Esta novedad se suma a otras iniciativas, como la de dotar a sus locales de una Open Kitchen, una apuesta por la transparencia en los procesos de elaboración de la comida. Se trata de un proyecto único en España que la compañía puso en marcha el pasado año, y una característica con la que ya cuenta su nuevo establecimiento.

El nuevo establecimiento ha generado un total de 25 puestos de trabajo, todos ellos cubiertos por residentes de Brunete en virtud de un acuerdo alcanzado entre la compañía y la agencia de empleo del municipio madrileño. Esta veintena de puestos se suma a los más de 17.000 que la marca genera en el país, afianzándose como el tercer mercado más importante del mundo en número de restaurantes del sistema Burger King.