Marco della Porta, fundador del despacho Bluedepend Studio.
Marco della Porta, fundador del despacho Bluedepend Studio.

Hablamos con Marco della Porta, fundador del despacho Bluedepend Studio, un claro exponente de la nueva ola de firmas de arquitectura que están revolucionando la restauración y la hotelería gracias a una visión integral de los proyectos en el que clientes, empresarios y trabajadores forman parte de la ecuación del diseño.

  • ¿Qué supone para un estudio como el suyo trabajar en proyectos de restauración?

La restauración es un tipo de actividad que aglutina varios sectores, con maneras de proceder y ritmos diferentes: no es lo mismo el trabajo en la cocina que el servicio en las mesas, la recepción del cliente o el trato con los proveedores. No obstante, todos ellos convergen en un objetivo común: hacer de la experiencia de los comensales un momento especial e inolvidable, algo que puedan rememorar con agrado y que incluso quieran repetir. Para ello, en la ideación del espacio en el cual se desarrollará la actividad, tenemos en cuenta no únicamente al restaurador y a sus potenciales clientes, sino también a todos los trabajadores, ya sean externos o internos, que contribuirán a la consecución del objetivo final. Esto implica trabajar desde una perspectiva holística, que cuide tanto el conjunto como el detalle, independientemente de que el restaurante se sitúe en un local a píe de calle, en un centro comerciales, un aeropuerto, etc.

En Bluedepend Studio, concebimos el restaurante como un conjunto de acciones realizadas en espacios interconectados, que culmina con la experiencia del cliente. Nuestra filosofía en el proyecto considera tanto la estética del espacio físico arquitectónico, como los procesos de producción que convergen en dicho espacio; esto te obliga a tener una visión a 360º (concept design, decoración, mobiliario, menaje, iluminación, comunicación, confort acústico, confort lumínico, instalaciones, maquinaria, etc.) siempre teniendo presente hasta el mínimo detalle. En este aspecto global del proyecto, también es de vital importancia el timing y el coste de la obra; para lograr este objetivo, resulta imprescindible acometer una dirección de obra exhaustiva, que coordine de forma efectiva a los diferentes profesionales que intervienen en el proceso constructivo; esta forma de actuar nos permite ajustar los tiempos y los costes de la obra lo máximo posible. No hay que perder de vista estos factores, de vital importancia en el desarrollo de cualquier proyecto, máxime cuando tu cliente tiene que soportar desde el primer momento no sólo el coste de la obra, sino también el alquiler del espacio que la ocupa.

El local de Lamucca de la concurrida calle Fuencarral de Madrid es otra de las obras del estudio para restauración trendy.
El local de Lamucca de la concurrida calle Fuencarral de Madrid es otra de las obras del estudio para restauración trendy.
  • ¿Qué te da, en términos de prestigio, de visibilidad, por ejemplo, que no te ofrece otro tipo de proyectos?

Participar en proyectos con una vocación pública, entendiendo como tal el uso del espacio por un público variado, incluso de diversas procedencias, permite una visibilidad que otro tipo de proyectos, aunque a priori pudiesen resultar más atractivos, o de mayor prestigio dentro del ámbito profesional, no pueden proporcionarte. En cualquier caso, para mí, pensar en un uso masivo de mi obra, por decirlo de alguna manera, me resulta enormemente gratificante.

  • En la actualidad, ¿cómo definiría el papel que juega un interiorista o un proyecto de interiorismo en un concepto de restauración?

La palabra interiorismo quizás no sea la más adecuada, yo no concibo el proyecto únicamente como un espacio agradable o llamativo, en el que el aspecto final, la piel exterior, es la que determina el resto. Intento tener una visión global, donde el funcionamiento de lo cotidiano se combina con la estética. Hay que intentar que todo fluya de forma natural, buscar lo que yo denomino un “Natural Flow” del espacio, donde todo transcurre sin tensiones, de forma relajada. Si la estética perjudica al funcionamiento de algún aspecto clave del restaurante, como puede ser la cocina o el servicio, por muy agradable que sea el espacio y profesionales sus trabajadores, la tensión que se genere rezumará por alguna parte, hay que intentar buscar el equilibrio del conjunto. En ocasiones, los arquitectos y/o interioristas, obsesionados por crear una obra que destaque sobre otras, buscando la originalidad, crean espacios que ya desde un inicio nacen con tensiones que pueden llegar a afectar al uso cotidiano. Por muy original que sea un restaurante, si no resulta agradable y cómodo para el usuario, tarde o temprano acabará siendo una obra que transmite negatividad a aquellos que la utilizan de forma continuada. En otras palabras, se acabarán cansando. Nunca se debe perder de vista que la finalidad primaria de cualquier restaurante es ser utilizado para la función con la que se creó, y hacerlo de la manera más natural posible.

Mas Salagros, el primer EcoResort 100% ecológico de la península lleva también el sello de Della Porta.
Mas Salagros, el primer EcoResort 100% ecológico de la península proyecto donde también ha colaborado el despacho.
  • En base a su experiencia ¿Cómo define las tendencias actuales en cuanto a interiorismo en restaurantes?

En los últimos años está cogiendo mucha fuerza un estilo industrial, vintage, incluso ecléctico en algunos casos, y que en ocasiones desemboca en el minimalismo más puro, pero siempre vinculado a la utilidad, con aquello que es práctico y funcional. Esta base o punto de partida, se combina con elementos provenientes de otros estilos muy diferentes, aquí ya depende de cada restaurante, cada uno tiene su propia personalidad.

  • ¿Existen materiales más demandados o más usados que otros?

Personalmente, me inclino por materiales primarios, en bruto si puede ser, o con pocas modificaciones. Por ejemplo, permitir que afloren las cicatrices que el encofrado ha dejado en la piel del hormigón, convierte a cada pieza en única, con una personalidad propia; lo mismo ocurre con la madera o con el acero. Esta utilización de materiales primarios, combinados entre si con el diseño adecuado, dan como resultado elementos con una fuerza y una personalidad incuestionables.

Taco Alto, proyecto de restauración temática mexicana en Barcelona.
Taco Alto, proyecto de restauración temática mexicana en Barcelona.
  • ¿Trabajar para independientes o para cadenas? Puntos fuertes y no tan fuertes de unos y otros.

Trabajar para un cliente independiente te permite, a priori, ser más creativo, ofrecer un producto exclusivo. De otro lado, cuando trabajas para una cadena, partes de una base prestablecida que debe ser respetada, excepto en aquellos proyectos que implican una remodelación del concepto por la propia imagen corporativa, que no hay que olvidar, constituye la seña de identidad de la marca. El reto está en inferir tu obra, tu personalidad, en ese patrón previo, lo que puede acabar resultando incluso más difícil que en el primer caso.

  • El restaurador, ¿Deja hacer? ¿Se involucra? ¿Cómo se enfrenta a un proyecto de interiorismo?

Como en todo, depende del promotor; hay clientes que se implican con pasión en el proyecto, analizando cada detalle y aportando ideas en todas las fases de este, ideas que en muchas ocasiones resultan valiosas y acaban fructificando. Sin embargo, otros te marcan las líneas maestras de lo que quieren, pero te dan más libertad.

Los trabajos del estudio también abarcan la restauración organizada, como el local de Wok to Walk de Covent Garden, Londres.
Los trabajos del estudio también abarcan la restauración organizada, como el local de Wok to Walk de Covent Garden, Londres.
  • ¿Restaurantes u hoteles? ¿En qué se diferencian unos y otros proyectos?

El hotel, comparte una serie de características comunes a otro tipo de negocios; una de las que más me gusta es que condensa a un importante número de usuarios que se renuevan de forma continuada. Podría decirse que un hotel es como una matrioshka que contiene un micro mundo en sí mismo, dentro del caparazón exterior conviven diferentes tipos de negocios, interconectados en mayor o menor medida. Siempre nos encontraremos con el uso que tradicionalmente se ha asociado con la palabra hotel, que no es más que el uso residencial de alojamiento; además de éste, destacan otros usos que poco a poco van tomando inercia, como pueden ser las salas de convenciones y congresos o los restaurantes.

Diseño adaptado a un concepto tan callejero como el de los dumplings asiáticos de Oizy en Barcelona.
Diseño adaptado a un concepto tan callejero como el de los dumplings asiáticos de Oizy en Barcelona.

En el caso del hotel, la experiencia de la restauración puede llegar a tener un mayor recorrido. Es un error pensar en el restaurante del hotel como en un servicio más que se ofrece al huésped, debe tener una personalidad propia, que le confiera la suficiente independencia y carácter como para proyectarse hacia el exterior, aspecto este que siempre enriquecerá al conjunto.

Respecto a qué tipo de proyecto es mejor, dependerá de cada caso concreto, hay hoteles boutique que cuentan con restaurantes encantadores, muy cuidados, con personalidad propia; otros, sin embargo, descuidan más este espacio, centrando su atención en el alojamiento. Si se dan las circunstancias adecuadas, el proyecto de un hotel con restaurante pueden resultar más interesante, y desde luego representa un reto mayor, ya que incluye varios proyectos en uno.

  • ¿Por dónde pasan sus planes futuros? Y por otra parte ¿Cómo cree que evolucionará el interiorismo en restauración en los próximos años?

Quiero seguir explorando la línea estética en la que nos hemos iniciado como despacho, profundizar más en el uso y la combinación de materiales, así como experimentar con materiales nuevos. De otro lado, considero importante el conocimiento del detalle de aquellos aspectos más técnicos del negocio, con especial incisión en la maquinaria de cocina. Este conocimiento previo siempre revertirá positivamente en la fase inicial del diseño. Respecto a cómo evolucionará el interiorismo en el mundo de la restauración, siempre dependerá del tipo de restaurante, pero si continua la tendencia actual, en busca de una comida sana a un precio asequible, se continuará deambulando por una senda en la que predominará un interiorismo amable, que transmita confort y tranquilidad, con líneas de diseño y materiales sencillos, huyendo de composiciones recargadas y materiales artificiales.

AIRE Ancient Baths Chicago.
AIRE Ancient Baths Chicago.

Bluedepend Studio ha realizado proyectos en Barcelona, Madrid y en el ámbito internacional; desde el concepto inicial o reforma de restaurantes existentes, así como consultoría para grupos del mundo de la restauración. (Bluedepend Studio – www.bluedepend.com).