Cada español consume ocho litros de helado al año