Carioca, cocina healthy con toques brasileños en Madrid

Restaurante Mandioca en Madrid.
Restaurante Mandioca en Madrid.

Para todos los que quieran disfrutar de Brasil sin necesidad de coger un avión, ha abierto en Madrid Mandioca, un nuevo restaurante que rescata la tradición gastronómica del país sudamericano modernizando platos y apostando por una cocina de aprovechamiento.

Guto Molina, de origen brasileño, y Olalla Piñeiro, carioca de adopción, son los responsable de este proyecto honesto y sencillo que busca satisfacer al paladar del cliente con una propuesta variada y saludable en la que la calidad de los ingredientes es esencial a la hora de preparar cada plato.

La Quinoa Burger, elaborada a mano con productos frescos; sus Crepiocas, con harina de Tapioca sin gluten ni lactosa traída del Amazonas; sus ensaladas Tops; la tarta de lima baja en azúcar y el parfait de chia en frutas de estación se han convertido en algunos de los imprescindibles, tanto en la parte dulce como la salada, de su carta.

Cada uno de ellos, y junto al resto, hacen de la propuesta de Mandioca una cocina completa en la que los frutos, las semillas, los tubérculos y el color dominan cada plato. Un guiño a la amalgama de tonalidades que se entremezclan en las interminables junglas y las cosmopolitas ciudades de un país vitalista.

Una serie de característica que también se respiran en su espacio. Un cálido rincón en pleno centro de Madrid bañado por la luz natural que entra desde su amplia cristalera. Con toques industriales, la madera es la clara protagonista del restaurante junto a las innumerables plantas y flores que decoran el coqueto espacio en el que lo fundamental es que te sientas como en casa.

Guto Molina es el artífice de la propuesta culinaria del nuevo establecimiento, un amante de la cocina formado en Dirección de Empresas y con experiencia en grandes multinacionales que decide apostar por sus sueños y matricularse en la prestigiosa escuela internacional Le Cordon Bleu.

Un punto de inflexión en su carrera profesional que sumado a su visión en el mundo de los negocios le llevan a apostar por crear un espacio en el que pueda desarrollar ambas pasiones. El resultado es Mandioca, un concepto de negocio con una producción diaria, fresca y saludable en el que mima y cuida cada uno de los detalles.