Chocolates y helados con inspiración aborigen

Todo comenzó en Knokke (Bélgica), cuando a Frederick van Isacker se le ocurrió comenzar a fabricar helados según una receta de una tía suya que vivía en Australia y venderlos en una pequeña tienda llamada Australian. De ahí el nombre de la cadena Australian Homemade. Corría por entonces el año 1985. El éxito obtenido permitió a Isacker inaugurar otros catorce puntos de venta. Desde entonces estos helados a base de leche de primera, frutos, vayas, chocolate y clara de huevo, los sorbetes cien por cien naturales o los batidos de la marca hacen las delicias de consumidores afincados en cuatro continentes. Holanda vio su primera heladería en 1995. Y pronto hubo diez más.

Crece el negocio
El año 1997 trajo de la mano el primer helado de chocolate belga premium. Luego comenzó la fabricación a mano de chocolates y bombones a base de pura manteca de cacao, decorados con característicos dibujos inspirados en la cultura de los aborígenes australianos.

Bart van Elsland, actual presidente internacional de Australian Homemade Only Natural, adquirió en el año 2000 los derechos internacionales de explotación de la marca Australian Homemade Premium Ice Cream & Chocolates, así como todas las tiendas holandesas.

Elsland había sido el creador de la franquicia de panaderías-bollerías más grande de Holanda. La compañía operaba bajo las marcas Bakker Bart, Bart´s Bakerstreet y Bart´s Deli más de 150 puntos de venta, cuando en julio de 1999 Heiner Kamps se hizo con la empresa.

Es Elsland quien se empeña en el desarrollo nacional e internacional de Australian Homemade.

Chocolate o café caliente, helado, sorbete o bombón, sea cual sea el producto ofrecido, la compañía cuenta con productos 100% naturales para su elaboración y cuida ante todo, tanto la calidad de las materias primas, como la del resultado final. La cadena ha creado incluso su propia marca de agua mineral AH con el fin de distribuirla en las tiendas.

No a los colorantes o conservantes artificiales, tampoco estabilizantes o emulsionantes químicos. Sí a los ingredientes cien por cien naturales y frescos de primera calidad. Estas son las premisas esenciales de una marca que ha elevado una imagen inspirada en los aborígenes australianos a la categoría de icono de lo natural y de lo auténtico.

Según indica Markus Elberg, masterfranquiciado de la cadena para Alemania y responsable hasta 2003 de su del desarrollo en España, el chocolate se fabrica y se distribuye desde Holanda, mientras que para los helados se fabrica una base homogénea en Bélgica, que luego se reparte a las tiendas para terminar de preparar el producto a la vista del cliente en cada punto de venta.

La compañía ha comenzado por Holanda y Alemania a la hora de entrar en otros canales de distribución.

Distribución
El acuerdo firmado con Feinkost Käfer, compañía multiservicio especializada en restauración de alta gama, radicada en Munich, permite a Australian Homemade comercializar en Alemania helados envasados en formato de 500 ml desde junio de 2005. Markus Elberg, anunciaba la venta de una selección Australian Homemade a través del buque insignia de Käfer situado en Prinzregenstrasse (Munich), al tiempo que afirmaba que el objetivo era llegar a colaborar con Käfer Party Service/Catering, la división dedicada al catering y la restauración gourmet en grandes eventos de su nuevo socio.

Algo anterior es el acuerdo que la firma heladera cerró con Sligro, el fabricante y distribuidor mayorista para retail (supermercados, gasolineras) y foodservice (restauración) más fuerte de Holanda. En el momento de la conclusión del contrato, Sligro comenzó a distribuir ocho sabores de helado Australian Homemade, envasados en formatos de 100, 500 y 2.400 ml.

La firma cuenta también con una atrayente tienda virtual (www.australianhomemade.com) en la que se pueden encargar bombones y chocolates que, según asegura Markus Elberg, se envían por correo desde Holanda, en colaboración con las tiendas, envasados en una bolsa al vacío para que el producto llegue en perfectas condiciones. La web ofrece ofertas diferenciadas por países.

Con más del 50% del total de establecimientos, Bélgica (25) y Holanda (siete más otros siete en construcción) se llevan en su conjunto la parte del león. Entre los mercados internacionales, Alemania sigue en importancia. Según datos aportados por Markus Elberg, la compañía llegó en 2002, abriendo una heladería piloto en Berlín. Elberg ha sido el gran impulsor de la expansión germana, añadiendo seis heladerías mas desde que tomara las riendas de la cadena en 2004, mediante la adquisición de los derechos de masterfranquicia para aquél país. Elberg quiere llegar a los 60 puntos de venta y convertir a Australian Homemade en el líder del mercado de helados y chocolates premium dentro de Alemania para 2008.

Expansión
A día de hoy, el masterfranquiciado alemán proyecta la inauguración de 53 nuevas heladerías (cuenta con siete) de los tres tipos en los que se ha declinado el concepto (express –hasta treinta metros cuadrados-, tradicional –hasta ochenta metros cuadrados- y XL –desde cien metros cuadrados-).

En Pascua de 2005 abrió sus puertas el Australian Homemade más grande de Europa. Situado en Frankfurt, el establecimiento mide cien metros cuadrados que incluyen, además de heladería, un chocolate&coffee lounge . El establecimiento cuenta además con una terraza de ochenta metros cuadrados. Hay establecimientos con puerta a la calle o dentro de centros comerciales. Elberg ha llegado a plantearse la apertura de alguna heladería en una estación de tren, pero el proyecto no ha llegado a materializarse.

Los dos primeros Australian Homemade estadounidenses se inauguraron en septiembre de 2003 (New York East Village y Downtown Chicago). El objetivo era añadir 300 tiendas más en aquel país, todas en áreas metropolitanas, dentro de los siguientes 5 a 7 años. La compañía censa 25 heladerías al otro lado del charco en el momento de cerrar este artículo. l