Corner Gastronómico de Coalla, gastronomía lista para saborear

20170928_Coalla1Coalla pretende ser más que una tienda delicatessen: un paraíso foodie para disfrutar de la gastronomía de un modo divertido y diferente. En sus estanterías hay quesos artesanos regionales e internacionales, exquisitas conservas, especiales vinos de distintos puntos del planeta, suculentas mermeladas… que se pueden llevar a casa, o degustar allí mismo.

Porque el Corner gastronómico de Coalla (Gijón) permite a la clientela saborear sus productos favoritos con total libertad. Las posibilidades para disfrutar de un picoteo atractivo son muchísimas, ya que el cliente puede escoger cualquier producto de la tienda: una Burrata o un Parmesano traídos desde Italia; una Ventresca de bonito  de elaboración artesanal… y, por supuesto, acompañarlos de una de sus más de 3000 referencias de vinos, champagnes, cavas…

Por otro lado, el Corner gastronómico de Coalla cuenta con una carta en la que destacan propuestas como el Brioche de magret de pato con foie y queso Amalia, el Salpicón de marisco con caviar de oricios, el Risotto con berberechos o sus espectaculares Tablas de embutidos o quesos de la región o internacionales. Sin olvidarnos del apartado dulce donde destacan algunos dulces como el Pastel ruso o el Tocinillo de cielo Tejeiro con requesón.

Porque como explica Ramón Coalla -propietario de este espacio tan especial-, la idea es “mezclar sabores, no cocinar; pero se puede elaborar un plato de alta gastronomía solo con latas”.

20170928_Coalla2

El equipo de expertos del establecimiento aconseja a los clientes y les sugiere distintas propuestas en función de sus gustos; pero el objetivo es que ellos mismos experimenten y se diviertan.

Entre la cuidadísima selección de productos gourmet de Coalla destacan las ya mencionadas más de 3.000 referencias de vino que descansan en sus estanterías. Se trata de etiquetas muy especiales, procedentes en su mayoría de pequeñas producciones. Hace más de 60 años que el grupo inició su andadura, movido por una inagotable pasión por la gastronomía y el vino. Tanto es así, que una de sus máximas es la firme convicción de que venden felicidad en cada botella.