Coca-Cola reduce un 17,1% el azúcar por litro de sus bebidas desde 2015

Coca-Cola
Coca-Cola reafirma su compromiso con la sostenibilidad en 2018.

Coca-Cola Iberia y Coca-Cola European Partners (CCEP) Iberia reafirman su compromiso con la sostenibilidad. Su informe conjunto, presentado este martes y correspondiente al desempeño en España del ejercicio 2018, revela avances en las seis áreas que conforman su estrategia ‘Avanzamos’: bebidas, envases, sociedad, agua, clima y cadena de suministro. Con horizonte el año 2025, su plan de sostenibilidad fue presentado en 2017 con el objetivo de adoptar medidas concretas en esta materia.

Reducción del azúcar en sus productos

De este modo, según el citado informe, entre 2015 y 2018 se ha conseguido reducir el azúcar por litro de las bebidas de Coca-Cola en un 17,1%. En esta línea, en el periodo 2010-2018 se ha disminuido el uso de azúcar en 16 productos. Además, en 2018 ya se ha cumplido uno de los objetivos previsto para 2025: que el 50% de las ventas provenga de bebidas “bajas en” o “sin calorías”.

A cierre del último ejercicio, las ventas de estos productos en España representan ya el 55% del total. La oferta de bebidas de Coca-Cola en España ofrece 125 referencias de productos sin azúcar añadido, light/ligero o ‘cero’ en todas las categorías de bebidas.

Envases reciclables en los productos de Coca-Cola

En lo relativo a los envases, la multinacional está implementando medidas para recoger el equivalente al 100% de sus envases de tal forma que ninguno termine como residuo, especialmente en los océanos. Para ello, prácticamente el 100% de los envases utilizados son reciclables o reutilizables. En cuanto a los envases de PET, el compromiso es garantizar que, en 2025, al menos el 50% de material usado para la fabricación de botellas de este material, provengan de PET reciclado (r-PET).

En 2018, se ha conseguido que el 20,5% del PET utilizado sea r-PET. Por otro lado, Coca-Cola continúa ofreciendo envases de vidrio rellenable en su canal HORECA, que representa el 91% de todo el vidrio. Estos envases se pueden reutilizar una media de 25 veces y, posteriormente, reciclarse, minimizando el impacto ambiental.

A esto se suma su innovación en el ecodiseño de sus envases, en los que introduce materiales sostenibles como el ‘Plant Bottle’, con un bioplástico de origen vegetal 100% reciclable. Además, tiene un proyecto en curso para reducir el uso de agrupadores de latas, que ya ha comenzado a retirarse en algunas de sus referencias.

Agua, cambio climático y cadena de suministro

Para asegurar un suministro sostenible de agua, Coca-Cola ha invertido en el último año en sistemas y procesos de ahorro, lo que ha permitido situar en 1,91 ratio de consumo de agua por litro de producto. Además, las siete plantas de Coca-Cola European Partners en España cuentan con sus propias instalaciones de tratamiento de aguas residuales.

En cuanto a las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), Coca-Cola trabaja en toda su cadena de valor. Su estrategia de sostenibilidad establece un objetivo al respecto: reducir a la mitad las emisiones directas de carbono para 2025. En 2018, esta cifra se redujo un 44,8% respecto a los datos de 2010. En este mismo ejercicio, el consumo de energía disminuyó un 2,5% y se consiguió cumplir con el objetivo de que el 100% de la energía eléctrica consumida proceda de fuentes renovables.

Por último, en lo que a la cadena de suministro se refiere, el compromiso de Coca-Cola es que, en 2020, el 100% de los principales productos agrícolas y materias primas provengan de recursos sostenibles. En esta línea, en 2018, el 100% de los proveedores se acogieron a su Código de Conducta y el 73% han estado comprometidos con los principios rectores de Coca-Cola.