Cocina mediterránea y de fusión asiática en Wilbran

Wilbran1 mailAdemás de algunas mejoras en la decoración del local, el restaurante Wilbran (c/Orellana, 19, Madrid) estrena nuevo concepto donde disfrutar de una experiencia gastronómica de dos continentes: Europa y Asia. Wilbran ofrece una cocina mediterránea con fusión asiática.

Aparte de los éxitos cosechados hasta la fecha por Wilbran con su cocina española-mediterránea con recetas tales como los callos, la merluza a la gallega o la tortilla, calificada de diez por los clientes; en la actual carta, se incorpora una mezcla de platos con fusión asiática para satisfacer todos los gustos. Junto a las ya consolidadas recetas como la tortilla española hecha como en casa, los calamares fritos, la ensaladilla rusa, el rabo de toro, los callos a la madrileña, el lomo de merluza a la gallega en su punto o las chuletitas de cordero lechal, ahora se puede encontrar una amplia selección de platos que hacen un guiño a su tierra natal, como son: cangrejo de concha blanda al ajillo, langostino envuelto en gyoza con salsa alioli o secreto ibérico marinado con soja y salsas orientales a la parrilla, entre otros.

Tras una fachada típica de taberna de principios del siglo pasado, Wilbran alberga en su interior un toque de antigua casa de comidas con una barra de roble de más de cien años, azulejos de cerámica y suelos hidráulicos; todo ello combinado con una decoración más actual y sibarita, con varios comedores en dos alturas, además de conservar el comedor reservado. Las paredes albergan exposiciones de cuadros de diferentes artistas en auge contemporáneos seleccionados por la broker especializada en arte contemporáneo latinoamericano y español, Paloma García Valdivia, de Vizualy, que además de decorar pueden ser adquiridos por aquellos clientes que lo deseen.