Comandas a distancia

El desarrollo de las tecnologías inalámbricas y, sobre todo, la eficacia de las redes para transferir grandes volúmenes de datos a alta velocidad ha extendido el uso de los aparatos de telecomanda. Entre los fabricantes con mayor implantación están Orderman e ICG. Este tipo de dispositivos encuentra su mejor terreno en grandes franquicias y en restaurantes de tamaño medio grande y casi siempre con terraza. Un error muy común es asociar estos aparatos con restaurantes que tienen grandes superficies de servicio; cuando en realidad el aspecto más valorado no son los ahorros en paseos, sino el mayor control del negocio. Además, el software de los telecomanderos acepta en la mayor parte de los casos la adición de pequeñas anotaciones, como “muy hecho”, “al punto”, “con salsa x”, que evitan indeseados errores en el servicio.