Comess Group: “Mucho hemos cambiado”

manuel robledo comess group
Manuel Robledo, presidente de Comess Group.

El sector ha cambiado mucho en los últimos 15 años, el motivo que ha provocado estos cambios es bien sencillo: el que ha cambiado mucho es el consumidor.

Manuel Robledo, presidente de Comess Group

Consideremos que hace 15 años no existían Facebook, Instagram, WhatsApp o el iPhone; todos ellos fenómenos que han transformado nuestras vidas y condicionado la de nuevos consumidores que empiezan a pesar en la evolución y los cambios y para quienes las Redes Sociales tienen un peso clave en la decisión de compra. Si visitan un local, lo primero que miran son los comentarios en TripAdvisor o similar, la opinión de su blogero favorito. Luego hacen fotos, las comparten y la viralidad comienza sin saber hasta dónde llegará, encumbrando o hundiendo a establecimientos de hostelería, moda, belleza…

Todos viajamos más y eso ha traído a nuestra cultura recetas y una forma de comer que hace unos años eran absolutamente desconocidas. ¿Quién había probado u oído hablar de un ramen, un poke, un pad thai o una salsa kimchi?

La SALUD, con mayúsculas, el culto a la imagen, el interés por lo que nos alimenta y cuida o contamina nuestro cuerpo empieza a ser ya una preocupación (afortunadamente) que guía nuestro día a día.

La conciencia social y el cuidado del medio ambiente también ha llegado para quedarse, así como otras tendencias como el delivery, que hoy empieza a ser imprescindible en la planificación y estrategia de las compañías. Además, los programas de TV donde la cocina y los cocineros compiten se han convertido en programas de máxima audiencia y por tanto también causan gran influencia en nuestros consumidores.

Muchas novedades

En resumen, muchas novedades, mucha rapidez de transmisión de lo que ocurre, un mundo casi sin fronteras, consumidores nuevos, con menos o al menos diferentes prejuicios, recetas que no existían y hoy forman parte de nuestra dieta y unos consumidores más interesados desde jóvenes de lo que ocurre y por qué y que son capaces de encumbrar o destruir una marca o local en tiempo récord.

Pero dicho esto, algo muy estructural del sector, como es su tamaño, el número de locales NO ha cambiado, seguimos con un número superior a los 300.000 establecimientos de hostelería en un país que, fluctuación arriba o abajo, está algo por encima de los 45 millones de habitantes, es decir, un establecimiento por cada ciento cincuenta personas, incluyendo a los bebes y a los muy mayores. Algo incomprensible y poco sostenible.

El sector continúa muy atomizado y aunque es verdad, que parece que hay fusiones y compras y compras y fusiones, la inmensa mayoría de los establecimientos donde consumimos son PYMES o mejor aún MICROPYMES.

Yo llegué a este sector de la hostelería hace apenas 20 años, proveniente del retail (cadenas de super e hiper) y pensábamos que lo que habíamos visto y protagonizado en ese sector de integrarse en muy pocas compañías muy grandes, podría servir como modelo a este de la hostelería, pues diagnóstico fallido. Esto no ha ocurrido.

Es un sector apasionante, dinámico, donde cada día cambian cosas y muy rápido, pero donde su estructura ha permanecido básicamente invariable.