¿Cree usted que es positivo que muchas panaderías estén incorporando el servicio de cafetería en sus establecimientos? ¿Por qué?

Sí, nosotros creemos en los espacios gastronómicos, como las panaderías-restaurantes, concebidos para ofrecer una comida relajada y tranquila, sin grandes pretensiones, divertida, de corte tradicional, pero puesta al día y siempre ajustada al precio. Además, en nuestro caso concreto, una mesa comunal invita a los clientes a disfrutar de los alimentos en un ambiente agradable y cordial, convirtiéndose en un espacio perfecto para compartir un desayuno, una comida, una merienda o una cena con amigos o con gentes como las que frecuentan nuestros seis locales en Madrid.
Nahuel Roman
Director general de Le Pain Quotidien

No, porque si introduces los servicios de una cafetería en una panadería, ésta deja de ser una panadería, como yo lo entiendo, claro, que es el concepto tradicional, el originario. Una panadería es un espacio en el que se vende y se distribuye pan, bollería, repostería. Y así lo entiendo yo y eso es lo que vendemos en la panadería Viena La Crem que es la cara al público del obrador Viena La Baguette. Ambos, llenos de tradición. Viena La Crem es una tienda coqueta, sencilla, tradicional y práctica. Y sus productos son sabrosas propuestas. Más de sesenta tipos que se convierten en una experiencia única que permite sentir todos los aromas de los campos de España en cada rebanada. Y ahora también de Alemania, ya que se elaboran algunos de ellos según la tradición del país germano.
Paco Fernández
Responsable de Viena La Baguette