Cruzcampo relanza su imagen con Gambrinus como icono

Nueva imagen de Cruzcampo.
Nueva imagen de Cruzcampo.

La gama de cervezas Cruzcampo ha presentado una nueva imagen en todos sus envases de los canales alimentación y hostelería.

Desde su primera elaboración en 1904, su imagen ha ido evolucionando manteniendo los símbolos más representativos que la han convertido en una de las cervezas más icónicas de nuestro país.

La nueva imagen de  Cruzcampo hace una fuerte apuesta por recuperar diseños clásicos que avalan su maestría cervecera desde 1904. De esta forma, el logotipo recupera su estilo de principios de siglo XX con un diseño depurado y Gambrinus, la mítica figura del Maestro Cervecero, vuelve a tomar la apariencia que luce en el mosaico del edificio original de la primera fábrica.

Estos son los elementos protagonistas en los nuevos envases en los que también está presente el Templete de la Cruz del Campo, monumento medieval que da nombre a la cerveza.

El color y otros elementos secundarios en el diseño identifican las diferentes variedades de la marca Cruzcampo que también lucen nueva imagen: Cruzcampo Pilsen, Cruzcampo 0,0, Cruzcampo Radler y Cruzcampo Sin Gluten.

Para llegar a este diseño, la marca organizó una consulta popular entre sus consumidores para que fueran ellos quienes eligieran entre dos líneas creativas, ganando la que hoy ve la luz con un 68,1% de los votos.

Desde sus primeros pasos hace 113 años, “Cruzcampo se ha convertido en una cerveza que forma parte del imaginario colectivo”, comenta Borja Manso, director de Marketing de Cruzcampo, y añade, “es por ello que desde el principio vimos claro que queríamos implicar a la gente en una decisión tan importante”.