Cuando la tapa es lujo

Julián Serrano, quien ha liderado el camino de la alta cocina en Las Vegas, (no en vano abrió el restaurante Picasso en 1998 y desde entonces ha sido reconocido durante varios años consecutivos con el premio AAA Five Diamond, además de recibir dos estrellas de la Guía Michelín), elabora en Tapas una carta cuya tendencia, como su título indica, son las tapas de corte español en su mayoría; aunque sándwiches, ensaladas y toques orientales también están presentes.

Definitivamente, es ahora más que nunca cuando la gastronomía española se hace eco en EEUU. “Antes existía una cierta negatividad hacia la cocina española, porque se hacía mal, y el público americano tiene una cultura gastronómica muy extensa y entiende más que nadie de cocina coreana, italiana, japonesa, etc. Por eso no se le podía engañar. Es en estos momentos cuando la cocina española está dando calidad de producto y cuando se empieza a respetar a ciertos chefs”, nos cuenta Julián Serrano.

Por otro lado, conversar en torno a unos platos para compartir y probar un poco de todo ha cautivado definitivamente al público yanqui, -eso sí, sentado, nunca de pie-; por eso, hace apenas un año que Julián Serrano creó Tapas, en el vanguardista Hotel Aria, dentro del lujosísimo City Center, en pleno corazón de Las Vegas Blvd.

Su diseño es obra de Ignacio García de Vinuesa, el arquitecto y diseñador de interiores que se ha convertido sin duda alguna en el “imprescindible” de la decoración de la restauración moderna en España. En Tapas, García de Vinuesa ha puesto su sello, una áurea de elegancia juvenil, de barroco contenido y líneas puras en tonos cálidos: rojos, naranjas, amarillos. Espacios diáfanos y juego de mosaicos tanto en las paredes como en el suelo.

Entre sus bocados podemos encontrar unas olivas muy bien variadas, tacos de atún marinados con frambuesa “molecular”, delicados lomitos de sea bass (lubina) con tomate confitado, pimientos de Padrón (que en realidad son shishitos, los pimientos verdes japoneses que bien podrían pasar por Padrón, si fueran menos alargados), jamón ibérico de bellota o paella. La carta de vinos cuenta con un considerable número de referencias españolas; no en vano está basada en la carta del restaurante Picasso, una de las más importantes de Las Vegas, con más de 1.400 referencias en bodega. J

María Forcada
Fotos: MGM